Renault vuelve a pulverizar récords: ahora le tocó a Spa

Con un Mégane R.S. Trophy-R, la marca del rombo batió el registro del mítico circuito belga y se suma a lo hecho en Nürburgring hace unas semanas.

Por José Contreras

Renault tiene como meta comerse el mundo. O al menos, ser el mejor en las pistas de carreras de Europa. Ya lo hizo en la Nordschleife de Nürburgring, donde la marca del rombo puso a su Mégane R.S. Trophy-R y batió el récord para un auto de tracción delantera.

Ahora, Spa-Francorchamps cayó en el dominio del Mégane. Ahí, en el circuito belga, el deportivo francés hizo lo mismo y se alzó como el bólido de tracción delantera más veloz, con un tiempo de 2 minutos y 48 segundos, casi 5,5 segundos mejor que el registro anterior.

Conducido por Laurent Hurgon y delante de cientos de aficionados de la marca, ya que Renault Sport aprovechó para intentar su hazaña durante el evento R.S. Days que congrega a muchos amantes de deportivos, y que este año giraba alrededor de una cita de la Fórmula Renault Eurocup, la marca se ubicó como el más veloz en ambos circuitos.

A nivel mecánico, este R es idéntico a su hermano, el Mégane R.S. Trophy, ya que ambos comparten el mismo motor 1.8 turbo de 300 CV, pero hay cambios importantes a nivel de chasis, de aerodinámica y sobre todo en cuanto a peso, ya que es hasta 130 kilos más ligero que el Mégane R.S convencional, con un total de 1.306 kilos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo