Ford apuesta al reciclaje para crear nuevas piezas de sus autos

La compañía asegura que reutiliza más de un billón de botellas plásticas al año para la fabricación de elementos más livianos.

Por José Contreras

Si tienes dudas sobre el reciclaje y dónde termina el material, Ford puede aclararlo: llegan a sus autos. Esto porque la marca estadounidense ha trabajado fuertemente en el uso de elementos reciclados para incorporarlos como piezas a sus vehículos.

Puntualmente, la marca del óvalo ha usado las botellas de plástico recicladas bajo los escudos de sus autos y SUVs y para los revestimientos de las ruedas para las camionetas de la Serie F.

En la última década, la aerodinámica ha impulsado la necesidad de revestimiento debajo de la carrocería y el uso del plástico en partes de autos se está usando a nivel mundial, creciendo de forma exponencial. Ford usa alrededor de 1.2 billones de botellas de plástico recicladas por año y aproximadamente 250 botellas por vehículo.

Las botellas plásticas son tiradas a los tarros y son recolectadas por cientos de personas y convertidas en pequeñas partes. Proveedores la convierten en fibra y éstas se mezclan con otras en un proceso textil, con las que se crea una lámina de material que se convierte en partes automotoras.

Debido a su peso liviano, el plástico reciclado es ideal para trabajar en el revestimiento de debajo de la carrocería y del motor además de los arcos de las ruedas delanteras y traseras, que pueden ayudar a mejorar la aerodinámica del vehículo. Estos revestimientos también ayudan a crear un ambiente significativamente más silencioso.

El revestimiento debajo de la carrocería es una parte grande y, para una parte tan grande, si usamos plástico sólido probablemente pesará tres veces más. Buscamos los materiales más duraderos y de mayor rendimiento para trabajar con ellos y, en este caso, estamos generando beneficios medioambientales”, aseguró el ingeniero en diseño de Ford, Tomás Sweder.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo