Ford celebra los 55 años del Mustang con dos ediciones especiales

Uno de estos autos de la marca estadounidense es una variante de diseño personalizado; el otro posee una motorización renovada.

Por José Contreras

Como una forma de celebrar los 55 años de vida del Ford Mustang, la marca del óvalo anunció la presentación de dos ediciones especiales del deportivo, que incorporan diferentes modificaciones y detalles personalizados en diseño y equipamiento.

La primera novedad es el llamado Mustang 55, que estará disponible solo para Europa, lamentablemente. Este modelo está basado en el Mustang V8 5.0 de 450 CV y presenta un estilo exterior único que incluye un capó y unas franjas laterales distintivas, emblema y alerón trasero opcional, además de un interior de altas prestaciones.

En su interior, mejora la experiencia del ocupante con insertos con efecto de fibra de carbono en el salpicadero, una consola central y un refuerzo de rodillas forrados en piel con distintivas costuras grises que se reproducen en las alfombrillas de primera calidad.

Las palancas de cambio para la transmisión manual de seis velocidades posee un diseño exclusivo, mientras que los modelos automáticos de diez tienen una palanca de aleación metálica. Los asientos y los revestimientos de las puertas tienen un acabado Alcántara de alta calidad.

Por fuera, este Mustang presenta nuevos colores, como Plata Iconic, Rojo Lucid, Naranja Twister y Amarillo Grabber, así como también la tecnología de módem a bordo FordPass Connect, que lo convierte en un punto de acceso público WiFi móvil con conectividad para hasta diez dispositivos.

La segunda incorporación es el Mustang EcoBoost 2.3, que se inspira en los diseños de los Mustang Shelby GT350 y GT500 para entregar un modelo que presenta varios modos de manejo (Normal, Sport, Pista, Nieve/Mojado, Drag Strip y personalizable) y un sistema de preocupación por el entorno.

Se llama “Buen Vecino” y es un sistema programable que limita automáticamente la salida de ruido del escape para evitar molestias a los vecinos, que se adapta automáticamente junto con el control electrónico de estabilidad, la respuesta del acelerador, los patrones de cambio de marchas automático y los ajustes de la dirección según el modo de conducción.

Los retrovisores de las puertas y el spoiler trasero acabados en Gris Magnetic, así como las exclusivas franjas negras del capó con efecto disolvente son algunos de sus rasgos distintivos, al igual que una parrilla Gris Magnetic California que incorpora la clásica insignia de pony de tres barras que se vio por primera vez en los modelos Mustang de 1965. Las llantas de aleación de 19 pulgadas con acabado mecanizado contribuyen a mejorar el aspecto exterior.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo