¿Viaje de Fiestas Patrias? Así hay que cuidar el auto antes de salir

Es necesario mirar todos los aspectos para irse de paseo con total seguridad. Para eso, desde Honda entregan varias recomendaciones.

Por José Contreras

En estos días, celebramos dos cosas: que se va agosto y que comienza septiembre. Un mes que nos indica el inicio de la primavera y la llegada de la festividad más esperada del año: las Fiestas Patrias.

Este 2019, serán cinco días consecutivos para desconectarse, hacer las maletas y emprender un viaje en auto rumbo a la playa, el campo, o rutas más extensas aún, para disfrutar de un merecido descanso junto a la familia.

Se espera que este año se supere la salida récord de 2018 de más de 600 mil autos, por lo que es esencial revisar el auto antes de partir y también hacer una mantención posterior, para evitar malos ratos en el regreso a la rutina.

Para esto, el experto técnico de Honda Chile, Byron del Río, entrega algunos prácticos consejos para preparar tu auto para viajar durante y después de Fiestas Patrias.

  • Cambiar el aceite: revisar el nivel y la fecha en la que es necesario un cambio. Si esa fecha está muy cercana, entonces es mejor hacerlo antes de viajar, ya que un viaje largo puede darle mayor estrés al vehículo. Atención: agregar aceite extra no funciona como cambio, porque no puede ser eliminado. Si es posible, es mejor reemplazar el filtro de aceite al mismo tiempo.
  • Revisar los fluidos del auto: es necesario asegurarse de revisar los diversos fluidos y asegurarse que estén todos dentro de la tolerancia indicada por el fabricante en el manual del propietario, incluyendo los niveles de aceite de motor, transmisión automática, fluido de freno, líquido refrigerante, o el líquido limpiaparabrisas.
  • Revisar la presión del aire de los neumáticos: si se omite la revisión, pueden ocurrir severas consecuencias en ruta. Si la capacidad de aire es mayor, puede provocar que el neumático reviente, pero si es menor puede llevar a bajas en el rendimiento de combustible y a que los neumáticos logren alta temperatura, lo que aumenta el riesgo
  • Comprobar el filtro de aire del auto: el rendimiento y eficiencia del vehículo van a mejorar si hay un buen suministro de aire hacia el motor. También, no olvidar el filtro de cabina, dado que el aire no será limpio dentro del auto si el filtro de cabina está saturado.
  • Asegurarse que todas las luces y señales funcionen: es necesario hacerlo entre dos personas para finalizar el chequeo. Una debe sentarse en el auto y encender todas las luces, pidiéndole a la otra que constate que las luces funcionen como es debido. Se puede dejar preparadas ampolletas de repuesto durante el viaje, por si acaso.
  • Verificar que los niños viajen seguros: los “nidos”, sillas o butacas pueden reducir entre 60% y un 80% las probabilidades de lesiones graves o mortales a niños en un accidente, según el Conaset. En este sentido, saber perfectamente cómo utilizar e implementar estos sistemas antes del viaje es determinante para cumplan a cabalidad sus funciones de protección y seguridad.
  • Cargar el auto correctamente: siempre se recomienda poner primero las cargas de mayor peso y volumen al fondo en el piso de la maleta, para no afectar mucho el centro de gravedad del vehículo. Ideal no sobrecargar las bandejas superiores, porque en una frenada brusca, los artículos pueden salir volando y causar daño a los ocupantes. Si lleva un carro de arrastre o tráiler, debe cargar siempre lo más pesado al centro del carro, sobre el eje, para mantener el control. Si hay oscilación, lo mejor es soltar el acelerador, pero no pisar los frenos

Los cuidados del auto no paran cuando vuelve del viaje. Después del periplo, hay que hacer otras revisiones, que se detallan a continuación.

  • Lavar el auto por dentro y por fuera: lo primero es realizar un lavado a fondo por dentro y por fuera, para remover restos de insectos, polvo, barro o arena en la carrocería, y manchas o suciedad que pueda haber en la tapicería.
  • Inspeccionar el estado de los neumáticos: al transitar por caminos de tierra o en malas condiciones, los neumáticos pueden resultar afectados, sufriendo desgastes e irregularidades a las que habrá que prestarle mucha atención una vez de vuelta en casa.
  • Revisar el nivel de los fluidos: no olvidar volver a revisar los niveles del lubricante, el refrigerante, y el líquido de limpiaparabrisas. Hay que dejarlo listo para retomar la rutina o para un próximo viaje.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo