Cela Chile avanza en la Producción Limpia de los comercializadores de lubricantes

El seminario de Manejo Responsable de Aceite Lubricantes Usados es uno de los importantes pasos dados por el organismo.

Por Pablo Vargas Zec

Cela Chile, organismo donde participan las principales empresas comercializadoras de lubricantes de Chile, presenta los resultados de los avances en la implementación del Acuerdo de Producción Limpia entre los distintos actores del sector.

Se trata de una iniciativa público-privada, liderada por empresas líderes en el sector lubricantes como YPF, Enex-Shell, Esmax-Lubrax, Total, RTC, Valvoline, Liquy Moly y Derco, que busca desarrollar e implementar el primer programa piloto de trazabilidad, recolección y manejo responsable de aceites lubricantes usados, en línea con la Ley 20.920 de la Gestión de Residuos, la Responsabilidad Extendida del Productor y el Fomento al Reciclaje. Estas empresas, mediante Cela Chile, ya exploran las soluciones para brindar una industria de lubricantes más limpia para el país.

“Este seminario fue desarrollado para dar cuenta de los avances en la implementación del Plan Piloto de manejo de lubricantes usados, para promover una cultura y una manera efectiva de llevar a cabo la gestión de los aceites lubricantes usados, originados por los cerca de 170.000 metros cúbicos que se comercializan todos los años en Chile. Cela Chile realizó un estudio para detectar el tamaño del mercado y sus características, luego a través del APL implemento un plan piloto de sistema de gestión para la recolección y el tratamiento, con el objetivo de hacerlo operativo en el futuro”, comenta Ricardo Ferrero, gerente general de YPF Chile y gestor de Cela Chile.

En la presentación de los avances, Cela Chile -que cuenta con el respaldo y apoyo de organismos públicos como la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, y los ministerios de Salud, Medio Ambiente y Energía, además del Servicio Nacional de Aduanas– mostró los significativos avances para poder dimensionar la magnitud de lubricantes usados en lubricentros, transporte, minería y el resto de la industria nacional, así como establecer las necesidades para cumplir a cabalidad con el objetivo de la Ley 20.920 y el APL.

El APL realizado también identificó dónde es posible trazar el ciclo de vida del lubricante, información clave para -una vez implementado el plan de gestión- saber como recuperar estos lubricantes ya utilizados. Por ejemplo, el sector minero se caracteriza por ser grandes generadores ALU (Aceites Lubricantes Usados), pero también ofrecen una logística ordenada que facilita la recolección de estos residuos. Distinto es el caso de lubricentros y transporte, que cuenta con muchos proveedores y muy atomizado, que plantea desafíos mayores tanto logísticos como comunicacionales.

“En 2017 firmamos el APL y comenzamos a trabajar. Ahora, tras este seminario, tenemos información clave que nos permitirá tomar decisiones estratégicas como si la gestión de los ALU será de manera individual o colectiva, todo a la espera de la firma del Decreto del Ministerio de Medio Ambiente que da marco a la recolección con metas, junto con definir otras obligaciones asociadas. Luego está prevista una fase de puesta en marcha y de difusión de las labores de Cela Chile”, finaliza Ricardo Ferrero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo