La primavera trae nuevo guardaparques: llega la renovada Ford Ranger

Con múltiples mejoras, que incluyen 600 partes o piezas nuevas o rediseñadas, llega la pick up mediana de la marca estadounidense.

Por Pablo Vargas Zec

Si hay una marca que entiende bien sus fortalezas, ésa es Ford. Puntualmente, con su línea de pick ups, este fabricante ha establecido un estándar en la industria, sobre todo con su Serie F, con la que sólo el año pasado vendió 700 mil unidades en el mundo. Eso, más las 300 mil camionetas de su portafolio, convierten a los estadounidenses en los mayores actores del segmento, con un 23 por ciento de participación de mercado a nivel global. Para llegar a tales cifras, claro, se requiere un actor importante en el nicho de las medianas, el más relevante de todos internacionalmente. Ahí hay que tener un buen guardaparques, que garantice un sólido ingreso a la marca. Por eso, la Ranger se actualiza y lo hace apropiadamente.

La Ranger, ya está dicho, tiene un rol estratétigo en el portafolio de Ford. Pero no sólo por estar en el subsegmento de volumen, sino tambiénpor su presencia en 190 mercados, incluyendo Chile, y siendo fabricada en cinco plantas de diversas latitudes. Una de ellas es la de Pacheco, en Buenos Aires, que provee a nuestro país. Por eso, Argentina fue el país elegido para revelar a nivel regional la segunda actualización de la generación de esta pick up lanzada en 2012.

Según el fabricante norteamericano, la Ranger 2020 cuenta con más de 600 partes y piezas que fueron rediseñadas o renovadas en una gama que incluye una decena de versiones, que cominan dos transmisiones, tres motores, dos sistemas de tracción y cuatro niveles de equipamiento, cubriendo así un amplio espectro de necesidades.

Y aunque hay diferencias notorias a simple vista con esta renovada Ranger, el énfasis que ha dado Ford está en mejoras al andar de esta “guardaparques”, con un rediseño de la suspensión delantera, que luce  barras estabilizadoras nuevas y resorte y amortiguador recalibrados para las distintas versiones de la camioneta según su peso. Esto da un importante paso adelante en el andar de la Ranger, mejorando el comportamiento y maniobrabilidad, tanto sobre asfalto como sobre tierra. Esos avances son notorios al volante. Si ya estaba bien su feeling al manejarla, ahora anda aún mejor.

La marca añadió varias mejoras, como ganchos adelante y atrás anclados al chasis, nuevas protecciones para el radiador, caja reductora, estanque de combustible, caja de cambios y DPF, y una especie de “cortapiedras” en los amortiguadores traseros. También es llamativa una simple solución que hace que el portalón de carga opere con muy poca fuerza para ser cerrado, casi como si se tratara de uno eléctrico.

Otro cambio relevante está en el aumento de 10 hp y 10 Nm de par en el motor 2,2 litros TDi Puma (el diésel de entrada), que ahora llega a 160 caballos y 385 Nm de torque, siempre asociado a una caja manual de seis marchas.

Los otros dos motores disponibles en la gama Ford Ranger con los conocidos Duratec 2,5 litros bencinero de 166 hp y 225 Nm, con caja manual de cinco velocidades, y el turbodiésel Puma 3,2 litros, de cinco cilindros, 200 hp y 470 Nm de par, acoplado con cajas manual o automática de seis cambios.

La tracción 4×4 está disponible sólo en los motores diésel.

Exteriormente, los cambios –aunque sutiles- son notorios, con la grilla trapezoidal, que ahora incluye una doble barra horizontal. Eso hace que cambien también el parachoques.

Los neblineros son ahora cuadrados y luce llantas de aleación de 17 pulgadas también renovadas en sus líneas, aunque ambas cosas dependen de la versión. En las variantes Limited se agregan barras cromadas, luces delanteras de xenón, diurnas led y llantas de 18 pulgadas.

En términos de equipamiento, en tanto, todas las Ford Ranger 2020, desde las de entrada (las versiones XL) cuentan con dirección eléctrica y el mismo tablero que antes estaba reservado a las versiones más altas. También se añade a la versión de entrada un cuadro de instrumentos con pantalla color, el volante multifunción con controles de audio y teléfono, y una nueva pantalla central de 4,2 pulgadas con el sistema multimedia SYNC.

La variante XLS incluye el sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas, compatibilidad para Apple Car Play y Android Auto, y sensores de retroceso con cámara de estacionamiento. También luce un nuevo volante multifunción y climatizador bizona.

El siguiente nivel, XLT, añade el sensor de lluvia, espejo central fotocromático y una palanca de cambios automática totalmente rediseñada.

Finalmente, las tope de gama, Limited, tienen equipamiento y asistencias únicas en el segmento, como sistema keyless con botón de encendido, cierre del portalón eléctrico y monitor de presión de neumáticos.

Además, se enfatiza la seguridad, con controles de estabilidad (ESC), de tracción (TCS) y de descenso (HDC), además de Hill Assist, Control de Carga Adaptativo (LAC), Control Antivuelco (ROM) y Control de Balanceo de Trailer (TSM). A eso suma tres airbags para las versiones XL y XLS (doble frontal y de rodilla), que suben a siete en las variantes XLT y Limited. Todas las Ranger incluyen anclajes isofix en las plazas traseras, apoyacabezas regulables en altura y cinturones de tres puntas en todos los asientos.

Y, como si todo eso fuera poco, las versiones Limited destacan por asistencias no vistas en este segmento, como un sistema de conducción semiautónoma, que incluye control crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril y asistente de frenado autónomo con detección de peatones y vehículos a entre 5 y 80 km/h.

En las versiones más altas también se encuentra el Detector de Fatiga (DAS) y el control automático de luces altas.

Capaz de carga entre 1 y 1,3 toneladas, dependiendo de la versión, la Ranger ofrece 80 centímetros de capacidad de vadeo, ángulos de ataque de 28, ventral de 24 y de salida de 26 grados, además un diferencial trasero autoblocante electrónico.

El modelo, próximo a ser lanzado en Chile, sumará una nueva variante gasolinera (serán tres en total) y mantendrá ocho versiones diésel, con énfasis en las flotas con las versiones 2.2 turbodiésel.

Así, cuando se acerca la primavera, tenemos un guardaparques renovado, reforzado. Es la Ford Ranger 2020.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo