Citroën despliega una poderosa ofensiva eléctrica en autos comerciales

La apuesta de la marca francesa es electrificar toda su gama para el 2025, proceso que parte el próximo año.

Por José Contreras

Citroën quiere darle un fuerte impulso a su gama comercial y para eso apuesta a la electrificación para potenciar sus modelos. El objetivo de la marca francesa es simple: a 2025 hay que tener el 100% del portafolio con unidades eléctricas.

Para eso, el proceso partirá en 2020, cuando la compañía presente a principios del próximo año la variante full eléctrica del Jumper, que fue exhibida en el último Salón de Vehículos Comerciales de Inglaterra.

La presentación del Jumper eléctrico tendrá dos variantes de tamaño, L1H1 y L2H2, las que luego darán espacio a las versiones L3 y L4. Las unidades se producirán en Italia y serán convertidas por BD Auto para añadir un motor eléctrico alimentado por baterías de 44 y 62 kWh, lo que permitirá autonomías de 225 y 275 kilómetros, respectivamente.

A Jumper vendrá después Jumpy, que incorporará una versión eléctrica basada en la plataforma multienergía EMP2 de PSA. Estará disponible con dos niveles de autonomía y dos opciones de batería: 50 kWh para 200 kilómetros en ciclo WLTP y 75 kWh para 300 kilómetros.

En 2021, en tanto, se espera la incorporación de la versión eléctrica de la Berlingo Van. Todas las nuevas unidades serán parte del proceso que afectará a los vehículos comerciales y a los de transporte de pasajeros.

Protagonista de la transición energética e inspirada por los usos profesionales, Citroën lanza hoy una gran ofensiva centrada en la electrificación de su gama de vehículos comerciales por la que cada modelo de furgón compacto contará, de aquí a 2021, con una versión electrificada”, declaró la directora de Producto y Estrategia de Citroën, Laurence Hansen.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo