Uber pierde la licencia para operar en Londres por viajes sin seguro

El organismo que regula el transporte en la ciudad tomó esta decisión, pese a los cambios hechos por la compañía para gestionar sus operaciones.

Por Mauro Vidal

De hace un tiempo se veía llegar este desenlace, y pese a los esfuerzos de Uber por mejorar su servicio, aún así el Transport for London (TFL) concluyó que la empresa no es "apta" para operar en la capital británica. De esta forma, la primera reacción a la noticia fue que los títulos de la firma bajaron más de un 6% antes de la apertura del mercado de hoy.

Cabe señalar que unos 45.000 conductores trabajaban para esta compañía en Londres, convertida en uno de sus principales mercados en el mundo. De hecho, Uber ya perdió la licencia en esa ciudad en 2017 debido a diversos escándalos relacionados con la seguridad de sus pasajeros, aunque finalmente consiguió una extensión de 15 meses para seguir operando.

La compañía aseguró que apelará la decisión del ayuntamiento de Londres, de quien depende la TFL. "Aunque reconocemos que Uber ha realizado mejoras, es inaceptable que permita a los pasajeros subirse a autos conductores que pueden trabajar sin licencia y sin seguro", dice el comunicado de la alcaldía de Londres. Y según sus análisis, unos 14.000 trayectos de Uber fueron realizados por conductores no autorizados. Uber, por su parte, considera que la decisión es "extraordinaria" y "equivocada".

De momento, los servicios de la app no se verán afectados. En los últimos meses, Uber ha mantenido una batalla desesperada y contrarreloj para continuar operando en Londres después de que en septiembre la TFL otorgara a la compañía un corto permiso de dos meses con la condición de que introdujeran mejoras para garantizar la seguridad de los usuarios.

La historia registra que a Uber ya se le negó su licencia de Londres en 2017. Entonces, después de una serie de escándalos en la compañía, TFL determinó que la plataforma era "un peligro" para los consumidores. Tras una batalla judicial, Uber revocó esa decisión en junio de 2018, pero el permiso resultante de 15 meses impuso nuevas condiciones más estrictas. En septiembre, TFL agregó aún más requisitos para proteger a los pasajeros y examinar a los conductores, incluidos el seguro y la verificación de documentos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo