Mazda pone nuevos parámetros con su CX-30

El SUV es el segundo de la séptima generación de modelos de la marca japonesa y se basa en el exitoso 3.

Por José Contreras

Mazda sigue en el camino de entregar mejores sensaciones de manejo. Ya las percibimos con su modelo 3 y así le fue, cosechando premios y reconocimientos en todos lados, incluyendo en Chile, donde se alzó como el Mejor Auto según la prensa especializada.

Basado en este exitoso modelo llega una versión más grande, el SUV CX-30, posicionado estratégicamente entre el CX-3 y el CX-5 y que promete las mismas prestaciones del premiado hermano, aunque ahora en un tamaño más grande.

Por lo mismo, al inspirarse en el 3, se encuentra una silueta similar, con líneas basadas en el principio Sori japonés. Se muestra con un aire coupé en su zona posterior gracias a su ventana trasera en diagonal, su frontal es robusto y con la misma idea del 3 y recoge elementos del concepto Utsoroi, lo que explica que, según como se vea, manipula la luz.

En su interior, se mantiene la misma figura de estética nipona, con un habitáculo rediseñado para una mejor comodidad de los ocupantes. Su zona central entre asientos es más ancha y redistribuye los espacios de almacenamiento, así como otros elementos comos los parlantes de sonido, que salen de las puertas. De esta forma, se logra un mejor sonido, se evitan las vibraciones innecesarias y se mejora la aislación de ruido.

Sistema de infoentretenimiento MZD Connect con Android Auto y Apple CarPlay, pantalla de 8,8 pulgadas que se controla con comandos centrales, head up display, sistema de audio Bose de hasta 12 parlantes, climatizador bizona, freno de mano eléctrico, control crucero y asiento de conductor eléctrico son algunas de las novedades en equipamiento.

Por el lado del motor, el CX-30 se equipa con las mismas opciones del 3. Es decir, un Skyactiv-G 2.0 de 153 hp y 200 Nm y un Skyactiv-G de 186 hp y 252 Nm, disponibles con una caja mecánica o automática, ambas de seis marchas. A esto, se suman, según versión, tracción i-Active AWD y el nuevo sistema G-Vectoring Control Plus (GVC Plus) de control dinámico, los que permiten una mejor sensación de manejo, distribuyendo el torque de las ruedas según sea la necesidad.

En seguridad, en tanto, el CX-30 cuenta con siete airbags de serie, sensores de proximidad y cámara de retroceso, así como diferentes asistencias de conducción, tales como freno autónomo de emergencia, asistente de mantenimiento de carril y monitor de punto ciego, entre otros.

El nuevo CX-30 de Mazda estará disponible en venta directa desde el próximo 20 de enero con una preventa que parte este lunes 13 y sus precios de lista se mueven entre los $14.390.000 de la versión 2.0 mecánico 2WD y los $21.390.000 de la variante 2.5 automática AWD.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo