Tacómetro

Motorsport en Chile: ¿es para lo que somos buenos de verdad?

Los resultados, los exponentes y los eventos que han llegado al país en la última década plantean la inquietud. Y hay razones para pensarlo.

El triple podio de Chile en el pasado Dakar 2020 vuelve a reflotar la posición del motorsport nacional en el espectro deportivo. El triunfo de Ignacio Casale, el subtítulo de Pablo Quintanilla y el tercer puesto de “Chaleco” López este año se suma a una larga lista de victorias que se han logrado en autos o en motos.

Títulos mundiales de cross country con De Gavardo, López y Quintanilla, los tres Dakar de Casale, el mundial de Enduro de Ruy Barbosa Barceló, la presencia en campeonatos internacionales de Benjamín Herrera, Nicolás Pino, Benjamín Hites, Alberto y Pedro Heller, María José Pérez de Arce… la lista sigue creciendo.

A eso, hay que sumar que Chile se ha convertido en un punto de interés para importantes certámenes internacionales. La presencia del WRC en Concepción el año pasado y de la Fórmula E desde 2018 en Santiago son dos ejemplos de aquello, al que se suma el Dakar, presente hasta 2015, y el Atacama Rally con su condición de fecha del mundial Cross Country FIM, entre otros.

¿Es que somos realmente buenos para el motorsport en Chile?

No tengo la menor duda”, asegura el presidente de la Federación de Motociclismo de Chile, José Tomás Díaz. “Donde tenemos los mejores deportistas del país es en el motorsport. Tenemos las condiciones geográficas en el país para practicar el deporte, especialmente el off road, y tenemos buenísimos exponentes. Me atrevo a decir que es donde somos mejores”, complementa.

Desde 1965, que el organismo funciona, que no hemos tenido años así. Lejos son los mejores diez años de la historia con eventos, pilotos y resultados”, advierte a su vez el timonel de la Federación de Automovilismo de Chile, Mauricio Melo.

Para que esto haya sucedido es imposible apuntar a un aspecto, asegura Melo. “Es una suma de cosas, pero, en el caso de los autos, creemos que Fadech tiene un grado de responsabilidad. Todo esto ha aparecido con nuestra administración. Por ejemplo, el autódromo de Codegua no existía, tuvimos proyectos de otros circuitos como Motorpark y otros están funcionando homologados para el karting como en Melipilla”, detalla.

La seriedad con la nos hemos enfrentado ante FIA, con la que los promotores han enfrentado los proyectos, el desarrollo y la calidad de los pilotos, la disposición de autoridades… La suma da para que alguien diga que quiere invertir aquí porque se ve sólido, sin grietas”, añade Melo.

El foco que hemos puesto siempre es incentivar el roce internacional de los pilotos en las disciplinas, ya sea ayudándolos nosotros o ellos de forma privada, como el caso de Maxi Scheib, al que bien poco le podemos aportar por los costos que tiene competir en el Superbikes y en Europa”, completa Díaz.

El deporte motor tiene una base de apoyo comercial que se ha mantenido en el tiempo. Esa plataforma se fortaleció y potenció con el apoyo estatal que permitió que grandes eventos deportivos como el Dakar, el WRC o la Fórmula E llegaran a Chile. Esa cadena de circunstancias positivas explica los extraordinarios logros deportivos que nuestros pilotos y sus equipos técnicos han logrado en el último tiempo”, apuntó a su vez la ministra del Deporte, Cecilia Pérez.

Ahora, lo que queda no es solo disfrutar los resultados obtenidos, sino que buscar la forma de expandirse a nuevas instancias, aprovechando el éxito reciente. La pista, tanto en motos como en autos, asoma como el reto más importante del motorsport.

Tags

Lo Último


Te recomendamos