logo
Tacómetro
 /
Tacómetro 31/12/2020

Porsche estrena una nueva generación de sillas de niños

Las sillas de Porsche Tequipment ofrecen mayor seguridad y facilidad de uso, además de un diseño exclusivo.

Por : Tacómetro

Porsche ofrece vehículos deportivos para las familias desde la llegada de sus modelos Cayenne, Panamera, Macan y Taycan. Aunque los niños disfrutan de una protección contra accidentes particularmente elevada en toda la gama, la nueva generación de sillas infantiles Porsche Tequipment aumenta todavía más la seguridad, al tiempo que aporta diseño y facilidad de uso.

Porsche lanza dos nuevos sistemas de retención infantil, la silla para bebés Porsche Baby Seat i-Size y la silla para niños Porsche Kid Seat i-Size, que cubren las necesidades de los más pequeños desde que nacen hasta que cumplen cuatro años. La primera, además, puede ser combinada con una nueva base denominada Porsche Baby Seat i-Size Flex Base, que hace que colocar la silla sea una tarea aún más fácil y segura.

El diseño único de los nuevos sistemas de retención infantil es obra de Studio F. A. Porsche y ofrece guiños a la deportividad de la marca. Por ejemplo, los arneses de seguridad están inspirados en los cinturones de seis puntos de anclaje de los vehículos de competición, si bien en este caso son de cinco puntos y con hebilla de seguridad. Los dos tipos de silla, que cumplen con la nueva normativa i-Size, tienen emblemas de Porsche en las correas de los arneses y en los laterales de la estructura. Otras características de seguridad destacadas son los protectores contra impactos laterales, que absorben las fuerzas y limitan el movimiento en caso de colisión, y el ajuste integrado del reposacabezas para adaptarse a diferentes edades y estaturas. Eso sí, la marca advierte que los nuevos asientos para niños de Porsche no deben utilizarse en combinación con asientos deportivos tipo baquet.

Desde recién nacidos hasta cuatro años: sillas para una movilidad más segura
La silla Porsche Baby Seat i-Size protege a los más pequeños. Está diseñada para bebés que miden entre 40 y 83 centímetros y su orientación en sentido contrario a la marcha hace que pueda ser utilizada hasta que los recién nacidos alcanzan los 15 meses o 13 kilogramos de peso. Un reductor extraíble para recién nacidos reduce el área de la silla y ofrece mayor confort para los desplazamientos de los bebés en sus primeros días de vida.

La silla puede ser fijada con el cinturón de seguridad del automóvil o puede ser anclada a la base flexible (disponible por separado). Esta base, que debe ser encajada en los anclajes ISOFIX del automóvil, permite que el portabebés pueda ser puesto o removido de forma especialmente rápida y segura. El ángulo de inclinación de la base puede ser ajustado para garantizar un soporte lo más ergonómico posible y la pata de apoyo, regulable en longitud, hace tope en el suelo para lograr la mayor estabilidad.

La silla Porsche Kid Seat i-Size, que debe ser orientada en el sentido de la marcha, es apropiada para niños con una altura de 76 a 105 centímetros y edades comprendidas entre los 15 meses y los cuatro años. El peso máximo admitido en este caso es de 22 kg. La silla debe ser fijada al auto mediante los anclajes ISOFIX y Top Tether, y dispone de múltiples posibilidades de ajuste para el propio asiento y las correas de seguridad.

La silla de bebé y la silla de niños cuentan con un catálogo de fundas a juego que, además de cumplir una función protectora, reducen la acumulación de calor en los días de verano y garantizan una temperatura siempre agradable. Las denominadas fundas confort están hechas de algodón transpirable y pueden ser lavadas a 60° C.

i-Size: un ajuste más fácil y seguro

i-Size forma parte de la normativa actual de sistemas de retención infantil ECE R129. La regulación i-Size garantiza la máxima seguridad para los niños gracias a la protección mejorada en las zonas de la cabeza y el cuello en caso de colisión frontal o lateral. La orientación en sentido contrario a la marcha es obligatoria hasta cumplir los 15 meses.

La clasificación se realiza de acuerdo con la talla y el peso de los niños, lo que facilita la elección de la silla infantil más adecuada; esto reemplaza la especificación anterior que solo tenía en cuenta los kilogramos. i-Size es compatible con ISOFIX, el sistema estandarizado de sujeción que consta de dos puntos de anclaje ubicados entre el respaldo y la banqueta del automóvil, a los que se fijan las correspondientes bases y sillas para niños. Esto garantiza una conexión fija con el auto y, al mismo tiempo, minimiza el riesgo de que el usuario instale incorrectamente los sistemas de retención infantil.