logo
Tacómetro
Tacómetro 30/03/2021

Mitsubishi encara la reactivación reforzando la importación

La marca japonesa tiene el abastecimiento asegurado para vender 14 mil unidades, o más, este año.

Por : Tacómetro

No es novedad que el mercado automotor vive un buen momento. Pese a la pandemia, desde el segundo semestre del año pasado, el sector se ha reactivado fuertemente y algunas marcas han tenido problemas para satisfacer las necesidades de sus clientes. Otros fabricantes, en cambio, trabajan incesantemente para abastecer la demanda que los ha convertido en líderes del mercado. Tal es el caso de Mitsubishi Motors que, con su camioneta L200 como estandarte, posee una posición de privilegio en el rubro.

El coronavirus ha afectado transversalmente, en diversas dimensiones, a todos los sectores sociales, productivos y económicos. Y la industria automotriz también ha sentido el impacto, pero de a poco ha comenzado a ver un escenario más favorable.

Uno de los factores críticos para el mercado automotor han sido los embarques de vehículos, a través de los cuales se abastece el mercado nacional. Gracias al trabajo realizado por Mitsubishi Motors Chile, la demanda local por productos de la marca japonesa debería estar bien cubierta para este año, ya que las fábricas se encuentran produciendo a plena capacidad, para abastecer a los diferentes mercados. Es así como ya se prevé para lo que resta de 2021 un mayor arribo de coches de la marca, como resultado de la reactivación, además de proyectar ventas que superen las 14 mil unidades para la marca de los tres diamantes, pero con margen para satisfacer cifras mayores.

La camioneta L200 es el buque insignia de Mitsubishi en el país y desde las oficinas locales del fabricante japonés esperan extender la hegemonía de la exitosa pick up mediana, pensando no sólo que lidere sus ventas, sino que también siga encabezando las colocaciones en el segmento, en el que ha sido número uno por siete años consecutivos, además de haber sido durante cinco años el vehículo más vendido del competitivo mercado local, todo un hito.

Pese a esa poderosa presencia, Mitsubishi apunta a potenciar otros modelos, particularmente en el segmento de los SUV, donde tiene fuerte presencia y tradición. Por eso, confían en la penetración que puedan tener “el ASX, el Eclipse Cross, la Outlander y el Montero Sport. Y este año vienen con aún más fuerza, gracias a novedades que podremos contar pronto”, asegura Claudio Arnouts, gerente comercial de la marca en Chile.

Para mantener la competitividad, además, se han puesto muy a tono con la venta en verde de vehículos, que se ha instalado con fuerza en el mercado. Mitsubishi Motors apuesta a dar respuesta a corto plazo a esa demanda, tal como profundiza el ejecutivo.

“Hemos logrado una muy buena planificación para la llegada de los embarques con la fábrica, lo que nos ha facilitado realizar la venta en verde con clientes. Tenemos un muy buen abastecimiento y certeza de los embarques futuros. Pueden existir algunos retrasos de pocos días, producto del proceso de desembarque, pero -como importadores- estamos trabajando para disminuir al mínimo los retrasos”, afirma Arnouts.

Con la confianza de la planificación adecuada, Mitsubishi Motors está listo para satisfacer la demanda y seguir con su fuerte presencia en el mercado nacional.

Uno de los factores críticos para el mercado automotor han sido los embarques de vehículos, a través de los cuales se abastece el mercado nacional. Gracias al trabajo realizado por Mitsubishi Motors Chile, la demanda local por productos de la marca japonesa debería estar bien cubierta para este año, ya que las fábricas se encuentran produciendo a plena capacidad, para abastecer a los diferentes mercados. Es así como ya se prevé para lo que resta de 2021 un mayor arribo de coches de la marca, como resultado de la reactivación, además de proyectar ventas que superen las 14 mil unidades para la marca de los tres diamantes, pero con margen para satisfacer cifras mayores.

La camioneta L200 es el buque insignia de Mitsubishi en el país y desde las oficinas locales del fabricante japonés esperan extender la hegemonía de la exitosa pick up mediana, pensando no sólo que lidere sus ventas, sino que también siga encabezando las colocaciones en el segmento, en el que ha sido número uno por siete años consecutivos, además de haber sido durante cinco años el vehículo más vendido del competitivo mercado local, todo un hito.

Pese a esa poderosa presencia, Mitsubishi apunta a potenciar otros modelos, particularmente en el segmento de los SUV, donde tiene fuerte presencia y tradición. Por eso, confían en la penetración que puedan tener “el ASX, el Eclipse Cross, la Outlander y el Montero Sport. Y este año vienen con aún más fuerza, gracias a novedades que podremos contar pronto”, asegura Claudio Arnouts, gerente comercial de la marca en Chile.

Para mantener la competitividad, además, se han puesto muy a tono con la venta en verde de vehículos, que se ha instalado con fuerza en el mercado. Mitsubishi Motors apuesta a dar respuesta a corto plazo a esa demanda, tal como profundiza el ejecutivo.

“Hemos logrado una muy buena planificación para la llegada de los embarques con la fábrica, lo que nos ha facilitado realizar la venta en verde con clientes. Tenemos un muy buen abastecimiento y certeza de los embarques futuros. Pueden existir algunos retrasos de pocos días, producto del proceso de desembarque, pero -como importadores- estamos trabajando para disminuir al mínimo los retrasos”, afirma Arnouts.

Con la confianza de la planificación adecuada, Mitsubishi Motors está listo para satisfacer la demanda y seguir con su fuerte presencia en el mercado nacional.

“Llevamos meses trabajando para satisfacer esta demanda futura y ya hemos visto que nuestra fábrica ha podido responder a esta reactivación de muy buena forma”.

Claudio Arnouts
Gerente comercial de Mitsubishi Motors Chile