Cómo reconocer un niño "bully": presenta problemas de sueño

Los niños que son "bullies" (o abusadores) y tienen comportamiento agresivo pueden sufrir privación del sueño. Investigaciones de la Universidad de Michigan destacan la calidad del sueño de los niños

Por Xiaoliang Huang / Metro World News

Niños con problemas de comportamiento, incluyendo bullying y otros comportamientos agresivos, usualmente tienen problemas de sueño, de acuerdo a un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan.

Investigadores observaron un grupo de estudiantes con problemas de comportamiento en una escuela primaria en Ypsilanti, Michigan. Estos niños, según las investigaciones, tenían el doble de problemas para dormir por las noches que los niños normales. También pasan adormilados durante el día.

“La práctica del buen sueño para niños es tan importante como una dieta sana y ejercicio para tener una salud emocional y física”, dijo el doctor Louise O’Brien, un profesor asistente del Centro de Desordenes del Sueño de la Universidad de Michigan. “Lo que este estudio dice es que el sueño pobre en los niños puede derivarse a comportamientos agresivos o de bullying”.

El estudio demostró que la falta de sueño durante el día parecía ser causado por problemas de respiración en la noche. Estos van desde el ronquido habitual a la apnea obstructiva del sueño, donde la vía aérea colapsa por la noche.

Otros factores que quizá causan perdida de sueño: ambientes caóticos en el hogar, sueño fragmentado o insuficiente por causa de muchos estimulos electronicos de televisores, celulares o cumputadoras en la habitacion.

O’Brien dijo que el deterioro en la corteza prefrontal del cerebro causada por la falta de sueño puede conducir a la agresión o comportamiento negativo entre los niños. Ella cree que el estudio ayudaría a “eliminar una significativa proporción de bullying en los niños”.

O’Brien también recomienda a los padres remover los objetos electrónicos de las habitaciones para que los niños tengan su sueño como prioridad y alentar a los niños a dormir el tiempo recomendado sin interrupción.

Se recomienda que los niños en preescolar duerman entre 11 y 13 horas por la noche y los escolares entre 10 y 11 horas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo