Hasta 12 kilos se pueden llegar a subir en invierno

“Comer más para combatir el frío es un mito”, dice la nutricionista sobre alimentarse más en época invernal.

Por Carolina Aliaga
Geraldine Lapuente, nutricionista

“Es importante moderar el consumo de grasas, colesterol, sal y azúcares. La idea no es comer más, sino mejor”

Las bajas temperaturas del otoño invierno ya se dejan sentir y con ello el deseo irrefrenable de comer mayores cantidades y alimentos  calóricos ricos en grasas.

La nutricionista Geraldine Lapuente explica que “nuestro organismo se encarga de regular la temperatura corporal para mantenerla constante, independiente del frío que tengamos. Los requerimientos de energía del cuerpo están definidos por otros factores, como la actividad física”.

La experta recomienda consumir sopas y verduras calientes, como en guisos, junto con alimentos que fortalezcan el sistema inmune para prevenir enfermedades de invierno.

“En los meses fríos hay que consumir frutas como naranjas, mandarinas, kiwis y cítricos en general, pues son la principal fuente de vitamina C que estimula el sistema inmune, y legumbres por ser ricas en vitamina B, que favorece la producción de anticuerpos”, dice la experta de Clínica Vespucio.

El ejercicio es primordial para no subir los seis a 12 kilos que se suben en invierno y “no recurrir a estrictas dietas cuando se acerque el verano”, agrega.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo