Atención marcianos: ya van los terrícolas

Los hombres son de Marte, dice el antiguo proverbio, pero lo cierto es que ningún hombre (o mujer) ha estado alguna vez en ese planeta. Eso podría cambiar pronto cuando la nueva nave desarrollada por la Nasa traslade humanos a las lunas del planeta

Por Elisabeth Braw / Publimetro Internacional
Análisis
Imposible por ahora

Estamos aún a unas décadas de enviar a humanos a Marte. Hasta ahora, lo más lejano que se ha aventurado el hombre en el espacio es la Luna. En este momento, Nasa está pensando en metas accesibles y China está planeando enviar a taikinautas a la Luna. La salud es un desafío importante, en la Tierra estamos protegidos de los efectos azarosos de la radiación solar y cósmica. Los Rovers de la Nasa han recolectado una gran cantidad de información desde su aterrizaje en Marte en 2004. Los robots proveen de excelentes datos sin los riesgos asociados a la exploración humana y son más baratos. Pero humanos viviendo y trabajando en otro planeta sería una experiencia filosófica y científica de proporciones.

Hugh Hill, Profesor de astronomía, Universidad Internacional del Espacio.

Tiene montañas, valles, ­de­sier­tos y volcanes. También estaciones. Estamos hablan­do de Marte, el planeta, el cuarto más cercano al sol, uno que se parece a nuestro propio planeta Tierra.

“Tiene agua y donde hay agua, hay vida”, asegura Chris Carberry, presidente de la Sociedad de Exploración de Marte. “Tenemos robots en ese planeta, pero si realmente quieren explorarlo, necesitan enviar a humanos. El primer hombre en Marte inspiraría a científicos y niños alrededor del mundo. El beneficio principal sería el progreso tecnológico. Hemos aprendido tantas cosas solamente con ir a la Luna”.

La visión de Carberry es ahora más que un sueño. Luego de la exploración de la Luna y la construcción de la Estación Espacial Internacional, los investigadores del espacio ahora se concentran en Marte.

El 25 de mayo, la Nasa anunció una nueva misión y un nuevo nombre para su cápsula de Orión. El vehículo multipropósito trasladará astronautas a asteroides más allá de la Luna. Desde ahí, podrían aventurarse a Marte.

“Marte y la Luna son los únicos mundos en el Sistema Solar donde los humanos pueden establecer estaciones de investigación”, explica el Dr. Chris McKay, astrónomo de la Nasa y uno de los expertos mundiales sobre Marte. “A los humanos nos gusta pensar sobre establecer una base en Marte y vivir ahí por largo tiempo, pero no sabemos si es posible. Hemos hecho algunos estudios acerca de la gravedad en Marte, pero no sabemos -por ejemplo- cuáles serían los efectos a largo plazo en la salud de los seres humanos”. La Nasa tiene una división de exploración de Marte, al igual que la Agencia Espacial Europea y el Roscosmos ruso.

Marte tiene una atmósfera, lo que significa que produce oxígeno. Los científicos señalan que en el futuro los investigadores trabajarán en Marte como lo hacen en la Antártica. “La estación de estudio Concordia en la Antártica ha hecho experimentos simulados de Marte”, comenta McKay. “Mar­te puede albergar estaciones similares. Desde luego, los turistas pueden acceder ahora a la Antártica y a la Luna, así que también podrían ir a Marte”.

Sin embargo, la distancia figura como un problema. Las tripulaciones pueden viajar semanalmente a la Luna y de vuelta, pero la ruta a Marte implica un viaje de 6 meses. Si la misión falla, los astronautas no pueden volver a la Tierra. “Te sorprenderías de la cantidad de gente que quiere viajar y vivir en Marte, aunque eso signifique morir ahí”, dice Carberry. “Principalmente científicos respetados”.

Humanos podrían ser de Marte

Según un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts, la vida humana podría haberse originado en Marte. “Cerca de mil millones de toneladas de roca han viajado entre la Tierra y Marte”, señala el Dr. Christopher Carr, uno de los científicos. “99% de ese material ha llegado desde Marte hasta nuestro planeta, en mayor cantidad hace 4 mil millones de años. La evidencia más temprana de vida en la Tierra aparece después de este periodo”.

Ahora la Nasa financiará la investigación. “Es imposible calcular las probabilidades exactas de que la vida humana se haya originado en Marte”, explica Carr. “Por ejemplo, si un Marte temprano hubiera sido húmedo y cálido como para que la vida como la conocemos se desarrollara ¿cuáles son las opciones de que así fuera?” El equipo de Carr también estudia cómo los humanos ya están contaminando Mar­te.  

De la Plaza Roja al Planeta Rojo

Los científicos están averiguando cómo sería vivir en Marte. El proyecto de la Agencia Europea del Espacio, “500”, actualmente en su última etapa, simula la vida en Marte… en Moscú. Los 6 participantes pasarán 500 días comiendo, trabajando y durmiendo den­tro de un prototipo de módulo, similar al que las agencias espaciales enviarían a Marte. Más de 6 mil personas postularon al puesto.

El experimento incluye una demora en las comunicaciones de 20 minutos: ese es el tiempo que toma la señal en alcanzar Marte. Los terrícolas comunes pueden visitar Marte vía Google, en www.­google.com/mars.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo