Este miércoles se espera el eclipse total de Luna más largo desde 2000

A diferencia de los eclipses de sol, los de luna no entrañan ningún riesgo para la vista y no requieren por lo tanto para su observación a simple vista de la utilización de ningún filtro.

Por

La  luna  llena de junio, que se producirá este miércoles, será especial al coincidir con un eclipse total del satélite natural, que podrá apreciarse durante una hora y 40 minutos en todo el mundo salvo en el centro y el norte de América.

En Chile, el fenómeno se podría ver sólo brevemente, ya que parte a las 15:00 horas (de día en nuestro territorio) y termina cerca de las 19. 

El último eclipse total de esta duración tuvo lugar en 2000 y el próximo no ocurrirá hasta 2018.

Durante ese periodo, el Sol, la Tierra y la  Luna  estarán alineados y los rayos de sol no iluminarán la  Luna , que se oscurecerá y cambiará de color, mostrándose de un tono naranja o rojo, dependiendo del tiempo que haga.

A diferencia de un eclipse de Sol, la  Luna  no se oscurecerá del todo porque recibirá luz solar indirecta refractada desde la atmósfera de la Tierra, según la NASA.

El eclipse comenzará a las 17.24 GMT (13:24 horas de Chile) y terminará a las 23.00 GMT (19:00 horas de Chile), pero podrá apreciarse en todo su esplendor entre las 19.22 GMT y las 21.02 GMT, durante una hora y cuarenta minutos, cuando se haga total al transitar la  Luna  por la parte más oscura del cono de sombra que proyecta la Tierra.

La NASA aprovechará la ocasión para recoger imágenes del fenómeno y datos con el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) que desde junio de 2009 envía información sobre nuestro satélite a la Tierra.

El Radiómetro Lunar Diviner registrará la velocidad a la que se enfrían diez zonas lunares distintas, con terrenos rocosos o cubiertos de fino polvo, según informó la NASA en una nota.

“Como el atardecer y el amanecer lunares duran mucho tiempo -un ciclo completo tiene más de 29 días-, la superficie lunar se enfría y se calienta despacio, por lo que este eclipse es una oportunidad especial para observar lo que ocurre si se apaga el Sol relativamente rápido”, señaló Noah Petro, uno de los científicos del proyecto LRO.

“Es como sacar un pastel del horno y meterlo en el congelador sin dejar que se enfríe antes. Queremos ver cómo responde la superficie de la  Luna  a este abrupto cambio de temperatura”, añadió.

Mientras, aquí en la Tierra se podrá admirar una  Luna  naranja o rojo intenso, que podrá apreciarse mejor si nos alejamos de la ciudad y su contaminación lumínica.

A diferencia de los eclipses de sol, los de  luna  no entrañan ningún riesgo para la vista y no requieren por lo tanto para su observación a simple vista de la utilización de ningún filtro. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo