Dieta extrema de 600 calorías puede acabar con la diabetes

Estudio establece que sirve para casos de diabetes tipo 2 con una alimentación hipocalórica durante ocho semanas

Por

Esta enfermedad afecta a más de 220 millones de personas en el mundo, de ellas el 90% tiene diabetes de Tipo 2, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de una enfermedad causada por el exceso de glucosa en sangre como resultado de una producción insuficiente de la hormona de la insulina en el páncreas.

Una dieta extrema de 600 calorías durante ocho semanas puede revertir la diabetes Tipo 2 en personas recientemente diagnosticadas, según un estudio.

Investigadores de la Universidad de Newcastle hallaron que así se reducen los niveles de grasa en el páncreas y el hígado, lo que ayuda a que la producción de insulina vuelva a la normalidad.

En siete de las 11 personas que participaron en el estudio la enfermedad desapareció a los tres meses, según concluyó la investigación, publicado en la revista Diabetología, del Reino Unido.

Sin embargo, los expertos advierten que es necesario realizar nuevos ensayos para comprobar si la curación es permanente.

El estudio
Los 11 participantes en este ensayo habían sido diagnosticados con diabetes Tipo 2 en los cuatro años anteriores. Se les pidió que redujeran drásticamente su ingestión de calorías durante dos meses, y tomaran sólo bebidas líquidas sin calorías y verduras sin almidón.

Después de una semana de dieta, los niveles de azúcar registrados en ayunas eran normales en todas las personas de la muestra.

Las imágenes de sus páncreas que mostraban las resonancias magnéticas revelaban también que los niveles de grasa en ese órgano habían descendido entre un 6% y un 8%.

Tres meses después del final de la dieta, cuando los participantes ya habían vuelto a comer con normalidad y habían recibido formación sobre la cantidad que se debe ingerir en las comidas y cómo llevar una alimentación adecuada, la mayoría ya no registraba la enfermedad.

El director del Centro de Resonancia Magnética de la Universidad de Newcastle, Roy Taylor, al frente del equipo que hizo el estudio, matizó que no está sugiriendo que la gente siga un patrón alimenticio de ese tipo.

“Esta dieta se realizó sólo para comprobar la hipótesis de que si la gente pierde una cantidad de peso sustancial, dejará de tener diabetes”
, explicó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo