Un asteroide acompaña a la Tierra en su órbita alrededor del Sol

Por BBC Mundo

La roca -de entre 200 y 300 metros de diámetro y bautizada como 2010 TK7- es del tipo troyano, que son las que comparten una órbita con un planeta, cerca de puntos estables.

Debido a que permanecen por delante o por detrás de los planetas en la misma órbita, nunca colisionan con ellos.

El 2010 TK7, cuyo descubrimiento fue publicado en la revista Nature, fue detectado por el telescopio WISE.

Según el especialista en ciencia de la BBC, Jonathan Amos, se trata de un hallazgo fascinante porque la relativa estabilidad y proximidad de los asteroides troyanos los convierte en posibles objetivos de futuras misiones espaciales tripuladas, cuando estas vayan más allá de la Estación Espacial Internacional (EEI).

El troyano que orbita junto a la Tierra fue complicado de localizar, ya que este tipo de asteroides aparecen en su mayor parte durante el día, lo que hace que sean difíciles de ver.

Es por ello que fue necesario un telescopio como el WISE, sensible a la luz infrarroja, para localizarlo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo