Niña no puede parar de reír tras cirugía por tumor cerebral

Por

Enna Stephens, una niña de 7 años, se sometió a una cirugía para removerle un tumor cerebral. La operación no fue exitosa del todo, ya que ahora la pequeña no puede parar de reír.

Su condición se llama Afecto Pesudobulbar (PBA, por sus siglas en inglés), y se trata de un trastorno provocado por daño neurológico que hace difícil controlar las respuestas emocionales. La historia de Stephens la dio a conocer The Daily Mail, diario que reporta que la chica tiene constantes ataques de risa.

El PBA es común en el 5% de las personas que se someten a cirugías del cerebro, según informa Daily Mail. Se puede manifestar de distintas maneras, y la mayoría de la gente experimenta sentimientos de depresión o ira.

Pero en el caso de Enna, el trastorno se manifiesta con risa. “Cuando Enna llegó se reía sin cesar”, dijo su madre, Vana Stephens, al Daily Mail. “Se ríe todo el tiempo, cualquier cosa la provoca”.

Cuando el PBA ocurre cuando hay daño cerebral y muchas veces disminuye conforme el cerebro sana. También puede surgir a partir de otros males como la enfermedad de Parkinson o el Alzheimer, pero en esos casos, casi siempre empeora conforme el mal avanza, según publica ABC News.

“Enna puede reírse durante 15 minutos seguidos, o reír todo el día”, dijo la mamá de Stephens al diario The Sun.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo