Casi un 50% de los universitarios chilenos con problemas auditivos por reproductores

Por UPI

El 42,5% de los universitarios que utilizan reproductores de música personal presentaron trauma acústico en la frecuencia 6.000 Hz, según reveló un estudio realizado por expertos de la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad Andrés Bello.

Marisol Guíñez y Magdalena Cornejo, fonoaudiólogas de la UNAB y Magíster en Audiología trabajaron durante seis meses con 40 jóvenes otológicamente sanos, usuarios de reproductores de música personal, cuyas edades fluctúan entre los 18 y 25 años.

“El aumento en el uso de reproductores de música personal que se ha producido en los últimos años en los jóvenes chilenos, sumado al potencial riesgo al que se expone la salud auditiva si éstos no son utilizados de manera responsable, fue lo que nos motivó a realizar esta investigación”, explica Marisol Guíñez.

Trauma acústico

En esta investigación, complementó la fonoaudióloga, pudimos determinar que hay un porcentaje importante de jóvenes que presenta trauma acústico en su audición. Además la mayoría de ellos se encuentra en situación de riesgo de sufrir daño auditivo producto de malos hábitos de uso de este aparato, como la alta intensidad de escucha, tiempos prologados de exposición, entre otros.

Las principales conductas de riesgo que provocan daño auditivo que presentaron los jóvenes estudiados fue que el 65% de los jóvenes utilizaban audífonos intrauriculares (aquellos que se introducen en el oído), que son considerados más riesgosos que los audífonos suprauriculares, pues estos últimos disminuirían en promedio 12 decibeles la intensidad de salida del reproductor de música, brindando mayor protección y atenuando eficazmente el ruido ambiental. Además, el 75% de los jóvenes escucha música ruidosa (reggaeton, hip-hop, rock) considerada como riesgosa debido a que estos géneros musicales requieren aumentar aún más el volumen para alcanzar una sonoridad confortable para el usuario.

El 80% de los jóvenes encuestados, además, utiliza el reproductor de música personal en lugares ruidosos (micro y metro), lo que incrementa la posibilidad escuchar música muy alta. Por otro lado, la investigación detectó que el 72,5% de encuestados utiliza su reproductor de música personal hace mas de 3 años.

“Como especialistas en esta área consideramos que la información recopilada en nuestro estudio es relevante, ya que nos permitirá difundir el tema entre nuestros estudiantes y los jóvenes en general. De esta manera, estarán al tanto sobre los efectos nocivos que puede producir el mal uso de estos artefactos y puedan crear conciencia respecto del autocuidado de su audición”, concluyó Magdalena Cornejo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo