¿Niño, niña o sorpresa?

División existe entre los padres que esperan ansiosos a un hijo, sobre si es bueno o no saber el sexo de la criatura en camino. Si no lo averiguas tendrás la sorpresa de tu vida. Si sabes el género puedes planificar y pintar su pieza

Por Emma E. Forrest / Publimetro Internacional
Inesperado
A la directora de ventas, Jules Kendrick, le dijeron que su segundo hijo sería una niña, pero…
Ropa: “Ya teníamos una niña, así que toda su ropa antigua iba directo a su hermana menor. Pero cuando nació y era un niño pasó sus primeras horas vestido de rosado, mientras su padre corría a una tienda a conseguir prendas azules. Tuvimos que volver a pintar la pieza que era rosada también.
Padre: ”Pasamos meses hablando del bebé como una niña, así que no podía asimilarlo. Tuvimos que encontrar un nuevo nombre rápidamente”.
 

El embarazo es una etapa que conlleva enormes ex­pectativas, no sólo por la llegada del nuevo integrante familiar, sino también por las ganas de saber en qué tipo de persona se convertirá con el tiempo. ¿Tendrá los ojos azules de su padre? ¿Tocará el violín a los dos años e irá a la universidad a los cinco?

Pocas de estas incógnitas pueden ser respondidas an­tes de que llegue tu hijo, pe­ro hay algo que sí se puede saber: el género del bebé. ¿El sondaje divisa un apéndice? Es un niño. ¿Tres líneas pe­queñas en orden? Es una niña.

Averiguar el sexo del no­nato es una decisión que realmente divide opiniones.

“Quiero vivir la sorpresa cuando llegue el bebé”, dice Tamara Haines, gerenta de operaciones de una productora cinematográfica y ma­dre expectante. “Quiero que alguien tome en brazos al bebé y grite: ‘¡Es un niño!’ o ‘¡Es una niña!’”. Etiquetar al bebé como “camarón” en vez de Nicolás o Isabel, significa que los padres no se mentalizan de acuerdo al género de la criatura. No llegará a la casa a una pieza decorada con piratas o princesas, ni sus padres tendrán la posibilidad de elegir su carrera de bailarina o estrella de fútbol… por el mo­mento.

El tipo de padre que no tiene una silla pediátrica en la casa antes que nazca su hijo sólo porque trae mala suerte, probablemente an­da­rá supersticioso a la hora de saber el sexo de su descendencia. También permite mantener cierta distancia emocional en caso de que las cosas salgan mal durante el embarazo.

Al mismo tiempo, también existen muchas razones para averiguar si será niña o niño. Para algunos, encontrarse cara a cara con su recién nacido será toda la sorpresa necesaria. Averígualo y podrás pasar los meses antes del nacimiento reflexionando sobre la experiencia de haber creado un ser humano y que te permi­te “conocer” a tu bebé. En ple­na etapa de “incubación”, ayuda a planificar la ropa del bebé y su habitación.

También significa que puedes empezar a escoger un nombre. Por estos días es todo un desafío encontrar un nombre que no sea ni tan popular ni tan loco. Debido al plazo legal existente para registrar el nombre de un niño, es útil tener barajadas algunas opciones para cuan­do llegue el momento. 

Hay otras circunstancias donde cualquier opción es válida. Si la madre está ­de­ses­perada por tener una ni­ña, es mejor saberlo antes para que pueda lidiar con una posible decepción, co­mo también es bueno no saberlo,  ya que existen más posibilidades de que al ver a su hijo recién nacido lo quie­ra independientemente de su género. 

Incluso puede que ni siquiera tengas la opción de elegir. El cantante y empresario Count Indigo supo el género de sus tres hijos, pero solamente porque era obvio en la ecografía.  “Quedan muchas cosas por averiguar después. Para uno planeamos que naciera en la casa pero terminó siendo una cesárea de emergencia, otro queríamos que naciera bajo el agua y llegó en nuestro living”. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo