Científicos logran "revivir" plantas de hace 30 mil años

Por

Un equipo de la Academia Rusa de Ciencias regeneró plantas completas y fértiles a partir de tejidos de fruta sepultados durante 30 mil años bajo la tundra siberiana, informó la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“La conservación a largo plazo de material biológico viable es un problema científico importante”, escribieron los investigadores encabezados por Svetlana Yashina, del Instituto de Biofísica Celular de la academia rusa en Pushchino.

“A menudo se usa la preservación a temperaturas bajas y extremadamente bajas, y se investiga ahora el depósito natural más extenso, con temperaturas bajo cero, el permafrost -capa permanentemente congelada- que cubre el 20 % de la superficie de la Tierra”, añadió el artículo.

Los científicos excavaron las frutas inmaduras de la plantas Silene stenophylla (también llamada Caryophyllaceae) en el noreste de Siberia, donde las hallaron en madrigueras de ardillas fósiles a unos 38 metros de la superficie.

Los tejidos maternales e inmaduros de las frutas datan del Pleistoceno tardío y permanecieron inalteradas en los sedimentos del permafrost, con una temperatura de 7 grados Celsius bajo cero.

La espectrometría con acelerador de masa, un sistema de cálculo de la antigüedad de los tejidos por el radiocarbono, muestra que las frutas datan de unos 31.800 años, con un margen de error de más o menos 300 años.

En la investigación, los científicos rusos usaron el cultivo de tejidos in vitro y la micropropagación clonal para regenerar plantas completas y fértiles, según el artículo.

“Las plantas regeneradas llegaron al florecimiento y la producción de frutas que contienen semillas viables”, añadió. “Actualmente las plantas de S. stenophylla son los organismos multicelulares vivientes y viables más antiguos”.

El permafrost, de varios cientos de metros de profundidad “alberga una vasta variedad de grupos ecológicos y morfológicos de microbios: anaeróbicos y aeróbicos, bacterias formadoras de esporas y no formadoras de esporas, algas verdes y cianobacterias, levaduras, micromicetos y protozoarios”.

Todas esas formas de vida microscópicas han sobrevivido bajo condiciones de congelamiento permanente desde el tiempo de su formación, explicó el artículo.

Las plantas regeneradas “son representantes únicos de plantas antiguas y superiores cultivadas exitosamente”.

“Su elevada resistencia al frío a lo largo de muchos miles de años demuestra el valor de los sedimentos de permafrost como depósito en frío, una fuente potencial de germoplasma antiguo y un laboratorio natural para los estudios de la criopreservación de recursos genéticos antiguos”, señalaron los investigadores rusos. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo