Los estadounidenses dejarían todo por Internet

Por Romina McGuinness, Publimetro Internacional

Un nuevo estudio revela que los norteamericanos preferirían renunciar a los placeres diarios, como por ejemplo, tomar café o tener relaciones sexuales, que a no tener acceso a la red mundial. 

Los estadounidenses ¿tienen buena conexión o son adictos?

De acuerdo a una nueva encuesta realizada por el Grupo de Consultoría de Boston “The Boston Consulting Group” (BCG), un poco de ambas cosas. Con el fin de cuantificar el grado en que las personas valoran el tiempo que dedican a navegar por la web, BCG hizo un sondeo para conocer a lo que la gente estaría dispuesta a renunciar, siempre y cuando pudieran permanecer conectados a Internet.

Bastante al parecer: el 77% dijo que renunciaría al chocolate, el 83% a la comida rápida, el 73% al alcohol y el 69% al café. Un 21% dijo que estaría dispuesto a sacrificar su vida sexual durante todo un año entero.

“Si bien hemos encontrado los resultados de la encuesta sorprendentes en cuanto a lo que los consumidores norteamericanos están dispuestos a renunciar a fin de mantener el acceso a Internet, lo que revela realmente el estudio, es hasta qué punto Internet se ha arraigado a la vida cotidiana en los EE.UU.”, dijo a Metro Paul Zwillenberg socio del Grupo de Consultoría de Boston y coautor del informe.

Internet atrae a 1.6 millones de usuarios a nivel mundial diariamente, una cifra que se espera aumente a 3000 millones para el 2016. Para entonces, la mitad de la población mundial estará en línea. ¿Pero qué hace que los estadounidenses, hagan clic? Las gestiones más valoradas por los usuarios fueron el acceso a los motores de búsqueda globales, tales como Google y el correo electrónico, así como la banca en línea y la inversión.

La economía de Internet, ocupa el octavo lugar del sector en los EE.UU., con un crecimiento actual del 6,5% al año, lo que otorga a los estadounidenses una razón para pensar que esto podría ayudar a su país a salir de la recesión eventualmente.

En el pasado, factores como el alcohol, el sexo y el chocolate no tenían poder alguno para influir en los cambios de la economía, ya que ninguno de éstos ha tenido la fuerza suficiente para impulsar un país en crisis, como sí la tiene Internet.

Según Zwillenberg, el valor percibido que los consumidores en EE.UU estiman que obtienen, por encima de lo que pagan por sus dispositivos, aplicaciones, servicios y acceso, conocido como el “excedente del consumidor”, asciende a $2.528 por persona.

Michellle Obama debería tomar nota para su campaña de ponerse en forma “Let’s Move”! En lugar de intentar que los estadounidenses tengan un buen estado físico a la manera convencional, ejercicio y dieta, debería persuadir al presidente para que prohíba Internet. Esta parece ser una medida mucho más eficiente, y desde luego más rápida, de conseguir que el país entero se desintoxique. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo