Especial Verde: El secreto de las ciudades que florecen

Nuestras ciudades se están haciendo verdes en más de un sentido Algunas atacan los gases de efecto invernadero, mientras que otras utilizan la energía alternativa, Publimetro averiguó cómo lo hacen

Por Elisabeth Braw / Publimetro Internacional
¿Cómo crear la ciudad verde perfecta?

 Fukuoka, Japón

TAICHI GOTO, planificador urbano: Ir a las regio­nes. Las ciudades pueden in­vertir en plantas de energía renovable en zonas rurales y vender la energía a las áreas urbanizadas. 

También pueden usar la energía y el calor genera­do a partir de residuos. Además, pueden desarrollar una red de transporte público eficaz y eficiente.

Eindhoven, Holanda

Mary SCHREURS, planificadora urbana: El paso más fá­cil hacia la creación de la ciudad verde ideal es la reducción del uso de la energía. El paso más subestimado es la voluntad de las perso­nas para cumplir. El ma­yor obstáculo es que las personas puedan hacer lo correcto, hay que diseñar sistemas inteligentes integrados pensando en las personas. ¿La próxima gran cosa verde? ¡Comida!

Hamburgo, Alemania

Franka KUHN, Vocera: Debemos ofrecer alternativas interesantes. Tan pronto co­mo ofrezcamos un servicio eficaz y cómo­do en el sistema de transporte público, la gente abandonará sus autos para ir a trabajar. Si tam­bién ofrecemos agrada­bles ciclovías, la gente no siente que le es­tán dando algo, pero que es divertido para ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2.

 

Ah!, imagina un paisaje ideal: mo­linos de viento girando majestuo­samente, madres y padres montando sus bicicletas y sus hijos pequeños en los asientos detrás de ellos.

Bienvenido a Copenhague 2012. “El verde se ha generalizado y las ciudades están haciendo un gran esfuerzo para convertirse en verdes”, dice Sascha Haselmayer, director general de Living Labs, una organización de innovación urbana. “Algunos están pintando las aceras verdes, metafóricamente ha­blando, pero otros como Copenhague, están haciendo grandes cambios. Hoy no hay mucho más dinero para las inversiones verdes del que había hace apenas 20 años”, agrega.

Las grandes empresas de ingeniería como Siemens ahora tienen departamentos enteros trabajando en proyectos verdes para la ciudad y  se prevé que el gasto de las ciudades en “ponerse verde” aumente.

“Cientos de alcaldes están pensando en cómo tener ciudades verdes, y están to­mando medidas reales”, explica el doctor David Satterthwaite, experto en vida urbana en la sede en Londres del Instituto Internacional de Desarrollo y Medio Am­bien­te. “Sin embargo, la adaptación al cambio climático requerirá un conjunto de pasos”, aclara.

Mientras que ciudades como Copenhague y ­Eind­hoven están enfocadas en reducir e incluso eliminar las emisiones de gases, los esfuerzos de otras ciudades verdes se centran en los residuos y el transporte público. Birmingham, por ejemplo, planea convertir todos sus desechos de alimentos en energía, mientras que la ciudad sueca de Malmö utiliza los residuos de los residentes para darle energía a sus autobuses.

En Brasil, la ciudad de Curitiba ha reducido el desperdicio en un 70% y construyó un nuevo sistema de transporte masivo más barato. Hamburgo y Estocolmo, están en medio de iniciativas verdes ultra ambiciosas hace varios años. Otras ciudades incentivan a sus residentes a cultivar alimentos e incluso dejan espacios en los parques públicos reservados para los agricultores urbanos aficionados.

“La fiebre del verde no está sucediendo en todas partes, y no es sólo por una cuestión de dinero”, dice Haselmayer. “En España, donde vivo, el gobierno debe enseñar a los residentes a pensar en verde”, dice.

Algunos piensan que la fiebre verde es una respuesta al calentamiento global, pero el verde también se ha convertido en una moda.

 
 
 
 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo