Novedosa terapia para combatir el Lupus que afecta a 17 mil chilenos

Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia propone terapia revolucionaria. Tratamiento no invasivo, permitirá reprogramar células de los propios pacientes y reinyectarlas. La Investigación que lidera el Dr. Alexis Kalergis, fue premiada en el concurso Go To Marcket de Innova Chile de CORFO.

Por

Una novedosa terapia contra el lupus, que permitirá reestablecer el sistema inmunológico, utilizando las propias células del paciente, ha sido desarrollada en Chile por los científicos del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII). El tratamiento, que ahora debe ser probado en humanos, constituye un aporte fundamental a la biomedicina, ya que esta enfermedad multisistémica afecta a más de 17 mil chilenos, y aún no tiene cura efectiva.
 
Dicha investigación, realizada por los  doctores Alexis Kalergis y Carolina Llanos, director del IMII, y    un equipo de colaboradores expertos en la enfermedades inflamatorias que incluyen a los doctores Sergio Iacobelli, Susan Bueno y Leandro Carreño, fue seleccionada y premiada  en el concurso Go To Marcket de Innova Chile de CORFO, de entre 70 proyectos postulantes.  Gracias a este incentivo, los investigadores del IMII participaron en una jornada de entrenamiento   en el  Stanford Research Institute Internacional, en  Silicon Valley, donde sostuvieron una serie de reuniones para dar a conocer este hallazgo mundial y comenzar a conseguir financiamiento de inversionistas o socios corporativos, a fin de iniciar los ensayos en voluntarios chilenos. Dicho procedimiento, se iniciará con la participación de entre 20 y 40 personas sanas y pacientes, con el objeto de medir la toxicidad del tratamiento.
 
“Ya tenemos algunos potenciales inversionistas, pero necesitamos el financiamiento para pasar a la siguiente fase, que es empezar a probar la terapia a nivel clínico y llevarla al mercado. Luego de eso, en un plazo aproximado de tres o cuatro años, esperamos contar con esta herramienta en los hospitales de Chile”, señala el Dr. Kalergis.
 
Terapia personalizada: reprogramación de células
 
El lupus es una enfermedad autoinmune y progresiva, que se presenta cuando el sistema de defensa sufre una distorsión, y por error, comienza a atacar a las propias células y tejidos del cuerpo. En consecuencia, empiezan a dañarse órganos, tales como hígado, riñones y pulmones, así como el aparato reproductor, los vasos sanguíneos, articulaciones, y el sistema nervioso central y cardiovascular.  
 
Afortunadamente, los estudios del Dr. Kalergis indican que esta afección puede revertirse, mediante la manipulación y reprogramación de las células dendríticas, las cuales cumplen un rol fundamental en la eliminación de elementos patógenos, virus y bacterias que ingresan al organismo. Sin embargo, se ha observado que en pacientes con lupus éstas se encuentran alteradas, y por ende, no desarrollan su función protectora.
 
El hallazgo entonces – que ya fue probado en modelo animal de ratones- consiste en una terapia personalizada, que se ejecuta mediante la extracción de sangre del paciente, que luego es procesada para aislar las células dendríticas. Enseguida, éstas son depositadas en un medio de cultivo, donde también se han colocado otras moléculas y fármacos específicos que permiten modificar esta alteración. Dicho proceso, permite devolver la función protectora para luego reinyectar las “nuevas células dendríticas” en el paciente, a través de un trasplante autólogo.
 
Descubrimos que las células del sistema inmune se pueden reprogramar con ciertas drogas. Lo interesante además es que esta alternativa, que proviene del propio paciente,   ayuda efectivamente a combatir el daño inflamatorio, y además es inocua para el individuo”, señala Kalergis.
 
Respecto a los tratamientos actuales, a Doctora Llanos explica que estos no detienen la progresión de la enfermedad, sino que más bien ayudan a una baja en la respuesta inmune, que resulta ser muy poco específica. Además, asegura que los medicamentos provocan una serie de efectos adversos, como una susceptibilidad a la aparición de tumores o cáncer. Por esta misma razón, es que se muestra totalmente optimista y esperanzado con los resultados de su investigación, que permitirán mejorar el pronóstico de vida en los pacientes de la Dra. Llanos.
 
El gran imitador
 
D urante los últimos 50 años,    las enfermedades autoinmunes se han incrementado en la población, entre ellas, el lupus,   que afecta a alrededor del 0,1% de la población mundial, especialmente femenina. Esta  enfermedad inflamatoria tiene múltiples caras y se divide en tres tipos: discoide, sistémico y secundario a medicamentos. El primero de ellos, ataca sólo a nivel de la piel, mientras que el segundo, suele ser más invasivo, pudiendo afectar casi cualquier órgano del cuerpo. Y el último tipo, se desarrolla debido a la ingesta de ciertos fármacos recetados para otras enfermedades.
 
Según explican los científicos chilenos, el lupus suele desencadenarse después de un embarazo, factor que vincula la afección con las hormonas sexuales. Sin embargo, también puede desarrollarse con síntomas similares a los de otras patologías, tales como: anemia, dermatitis, nefritis o artritis, motivo por el cual se le conoce como “el gran imitador”. En ocasiones también produce alteraciones a nivel psiquiátrico y dermatológico.
 
El  curso de la enfermedad es impredecible, con períodos de crisis más altos y otros de “remisión”, en que su progresión parece detenerse.  En cuanto al diagnóstico,  éste requiere una serie de exámenes y antecedentes, entre ellos, el de “anticuerpos antinucleares positivos”, que cuando resulta negativo es muy probable descartar su presencia. Hasta la fecha, el lupus no tiene cura, sino que cuenta con una línea de tratamientos para aminorar sus síntomas. Algunos de éstos son el  uso de esteroides, analgésicos, antiinflamatorios y medicamentos inmunosupresores. Además, actualmente existe  un nuevo medicamento aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos), llamado Benlysta, o belimumab   en su nombre genérico ,  un anticuerpo creado para bloquear algunas funciones de los linfocitos, que se aplica por vía intravenosa una vez por mes.
 
Respecto a las causas del lupus, existirían factores genéticos asociados, así como también, factores ambientales, tales como infecciones, antibióticos, (especialmente los derivados de las sulfas y penicilinas), la luz ultravioleta, el estrés en exceso, y algunos medicamentos y hormonas.    (Por: Carolina Todorovic. Agencia Inés Llambías Comunicaciones).
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo