Implantan a un bebé el corazón artificial más pequeño del mundo

Por BBC Mundo

Cirujanos en Italia lograron salvar la vida de un bebé de 16 meses implantándole el corazón artificial más pequeño que se ha utilizado hasta ahora: un dispositivo de titanio de 11 gramos.

El trasplante mantuvo al niño vivo durante 13 días mientras se encontraba un órgano donado adecuado para un trasplante permanente.

El bebé, informaron los cirujanos del Hospital Bambino Gesu en Roma, está “progresando positivamente”.

Y sin el dispositivo temporal no habría sobrevivido.

El corazón artificial diseñado en Estados Unidos, que todavía estaba en sus etapas experimentales, nunca había sido probado en humanos.

Y sólo a última hora los cirujanos recibieron autorización del Ministerio de Salud de Italia y l Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos, para llevar a cabo el procedimiento, según informó el hospital.

Tal como expresó el doctor Antonio Amodeo, el cirujano que llevó a cabo la operación de ocho horas, “fue un procedimiento extremadamente complejo”.

“Después del implante el niño fue sometido a un trasplante de corazón, pero ahora, un mes después de la cirugía, el paciente está bien y con una salud excelente” expresó el médico.

Según el doctor Amodeo, el bebé sufría una miocardiopatía dilatada, una enfermedad congénita del músculo cardíaco que normalmente provoca el estrechamiento o agrandamiento de las fibras del corazón.

Además de esta enfermedad, el niño estaba sufriendo una infección grave debida a otro sistema artificial que se le había implantado previamente para reemplazar las funciones del corazón.

Posibilidad de supervivencia

“La prognosis de una complicación como éstas es, desafortunadamente, muy mala” expresó el doctor Amodeo.

“Así que en ese momento la única solución era retirar el sistema ventricular infectado, con todos los tubos e intervenir inmediatamente utilizado este prototipo experimental” agregó.

El corazón artificial, que puede bombear 1,5 litros de sangre por minuto, forma parte de un programa de investigación de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

En 2010 el hospital Bambino Gesu llevó a cabo otro procedimiento pionero al implantar un corazón artificial de forma permanente en un paciente adolescente.

Estos dispositivos se utilizan como procedimientos temporales mientras se encuentra un órgano donado adecuado.

Pero los cirujanos decidieron implantar el dispositivo de 4 cm. y 400 gramos en el joven de forma permanente.

Tal como expresa el doctor Giuseppe Profiti, presidente del Hospital Bambino Gesu, “dadas las dificultades para encontrar donantes adecuados, un órgano artificial de importancia estratégica porque representa la única posibilidad de supervivencia”.

“La velocidad de la innovación tecnológica en la salud ha hecho posible la implantación permanente de órganos artificiales en niños”.

“Como en el caso del joven, que hace dos años tenía 16 años, a quien se le implantó el primer corazón artificial permanente del mundo”.

“Estos procedimientos abren nuevas perspectivas terapéuticas y esperanzas de vida para todos los pacientes con enfermedades cardíacas que necesitan un trasplante”.

“Especialmente para aquellos que no pueden recibir un corazón donado por razones clínicas” agregó el experto.

©
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo