El mundo de las fobias: desde las comunes a las más raras

Expertos recomiendan tratárselas. Tema surge a raíz de joven con fobia a que el inodoro la pueda tragar

Por

Ney Decino es una joven británica de 20 años con una particularidad. Ella sufre de fobia a los inodoros, pues tiene miedo de que estos puedan succionarla.
 
“El sonido del agua me da escalofríos, es horrible. Estoy segura de que me tragará. Juro que tengo miedo de que el inodoro me trague y me lleve”, asegura la joven galesa.
 
Según el sicólogo clínico y especialista en neurosicología Héctor Arias, “las fobias son miedos específicos que se caracterizan por una conducta permanente hacia algo en particular, cuyos síntomas suelen ser cuadros de ansiedad y reacciones como aumento de la frecuencia cardíaca, sudor, escalofríos, bloqueo del pensamiento, entre otros”.
 
“Las causas no necesariamente son por traumas infantiles, pueden ser consecuencias de muchas cosas. Se trata de un miedo aprendido, una vivencia negativa con algo o incluso miedos heredados de los padres”, explica el profesional. Entre las fobias más comunes se encuentra el miedo a las inyecciones, a ciertos animales o insectos, a espacios cerrados o a las alturas. 
 
Sin embargo, hay casos menos habituales como el de esta joven o como el caso de Madelaine Campos, comunicadora social que sufre de fobia a los globos. 
 
“Comenzó como a los 7 años porque me los reventaban en la cara o en los oídos.
Comencé a tenerles miedo y a cada cumpleaños que iba terminaba nerviosa o llorando. Ya de más grande me iba o me alejaba de ahí, ya que tirito con sólo verlos. Mi reacción es correr o gritar. Cuando veo que están manipulando uno es terrible, y hasta desinflados me dan miedo”, cuenta.  
 
“Me sudan las manos sólo cuando paso al lado de ellos”, sostiene Madelaine, quien nunca se ha tratado este problema. 
 
“En general las fobias son cuadros ansiosos que, a diferencia de algunos cuadros depresivos, requieren la asesoría de un médico especialista en salud mental con tratamientos sicológicos y a veces farmacológicos. La terapia mediante hipnosis también se recomienda en algunos casos, a fin de revisar el “disco duro” del paciente”, aconseja el especialista Héctor Arias. 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo