El 60% de los chilenos pasaría el fin del mundo en su casa

Encuesta del Centro de Estudios Públicos de la Universidad Central y diario Publimetro. El sondeo revela que el 42,3% de los encuestados preferiría pasar una fecha apocalíptica con sus hijos.

Por Encuesta Publimetro / Universidad Central

Las profecías apocalípticas se han instalado en el imaginario social popular. El fin de los tiempos constituye un fenómeno antiguo y reitera­do en la historia humana, con vinculaciones místicas, astrológicas y religiosas en distintas civilizaciones. Habitualmente se anuncia para cada fin de siglo y milenio, así como para fechas con supuestas connotaciones numerológicas misteriosas.
Mientras que los antiguos vaticinios ponían el acento en la destrucción total del mundo por mano divina, el reciente imaginario apocalíptico es más diverso y se liga cada vez más a la responsabilidad humana en la destrucción, la que no nece­sariamente sería total y que significaría más bien un “cambio de era” y de aprendizaje para las personas.
El Centro de Estudios Sociales y Opinión Pública (Cesop)  de la Universidad Central junto con Publimetro realizaron una encuesta para pesquisar deseos y percepciones que la gente tiene frente a un eventual fin de mundo, a partir de lo que se dice podría ocurrir el próximo 21 de diciembre, fecha vinculada a una interpretación de una supuesta profecía de los mayas.
Sin duda todas las respuestas resultan bastante sorprendentes básicamente porque se trata de un sondeo que no se realiza con mucha frecuencia.
Ante la pregunta si se acabara el mundo, con quién le gustaría enfrentar ese mo­mento, la mayoría de los en­cuestados señaló que con sus hijos (42.6%) y el resto de las opciones estuvieron referidas a familia, padres (15,4%), pareja (27,5%) y amigos (10,4%).
Cabe señalar que sólo un 4% manifestó que ese momento le gustaría enfrentarlo solo.
En tanto, respecto de dónde le gustaría vivirlo, el 59% declaró que en su casa, y sólo un 5,4% mencionó en la Iglesia.
El sociólogo de la Universidad Central, Emilio Torres, observa que estos resultados forman parte de las características sociales de los chilenos.
 “La gente opera con una combinación de pautas sociales tradicionales y modernas, que  si bien revelan la valora­ción de los chilenos por los entornos próximos y afectivos,  también marcan una dis­tancia con la asociación fuertemente religiosa que his­tóricamente han acompañado las profecías apocalípticas”, explicó el académico.
No deja de llamar la atención que 18,4% mencionó la playa como un lugar óptimo para enfrentar una situación así.
En Chile y en el mundo hay varias personas que han construido búnkers o edificaciones de similares características para enfrentar una situación catastrófica y eso también queda revelado en esta encuesta ya que el 15,4% de los sondeados optó por un refugio para afrontar este hecho.
La encuesta también reveló que la gran mayoría de los entrevistados se encuentra muy satisfecho con su vida, con un promedio de 5.7.
Además,  el 52% no se arrepiente de nada de lo que hizo y de lo que no pudo realizar.
En tanto, un 16,4% se arrepiente de algo que hizo durante su vida y el 31,9% de algo que no ha podido aún realizar.
“Hay una escasa necesidad de arrepentimiento ante los actos realizados en la vida y un alto grado de satisfacción vital”, concluye Emilio Torres.   

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo