Cómo evitar que los perros "sufran" con los fuegos artificiales

Por

Los perros tienen una sensibilidad auditiva 3 veces superior a la del ser humano, viéndose afectados por los intensos ruidos provocados por los fuegos artificiales. Este bombardeo auditivo les provoca susto, y reaccionan con agresividad, constantes aullidos, incontinencia urinaria  e incluso algunos prefieren fugarse  del hogar.

“Las celebraciones, y especialmente los fuegos artificiales les provocan miedo y un alto nivel de estrés. Este temor se explica por su alta sensibilidad ante estímulos sonoros intensos. La capacidad auditiva de los perros (60.000 ciclos por segundo) se diferencia de la del humano (20.000 ciclos por segundo) por su gran capacidad para captar sonidos a altas frecuencias. Pueden captar grandes densidades de ondas por segundo, gracias a lo cual perciben sonidos que para el hombre son imperceptibles. La explicación la encontramos en sus ancestros caninos: los lobos se alimentaban de roedores, los cuales producen sonidos ultrasónicos y tuvieron que agudizar su sentido auditivo para poder localizar a su presa. “Entre las razas más susceptibles a reacciones nerviosas están Poodle, Cocker y Beagle”, aclara la Médico Veterinario de Mascotas Online, María José  Castro.

Para enfrentar estas fechas, en el mercado existen tranquilizantes que adormecen a la mascota o bien tranquilizantes naturales que las calman sin adormecerlas ni hacerles perder la conciencia. En el primer caso se encuentra Pacifor, elaborado sobre la base de Acepromazina, el cual produce sedación y relajación muscular, se encuentra disponible en farmacias. Es aconsejable suministrar 30 minutos antes de los fuegos artificiales o de otra situación estresante como emprender un viaje en auto. Se suministra en proporción al peso corporal.

La Médico Veterinario añade que el tranquilizante natural Paz Pet, fabricado por Laboratorio Drag Pharma, elaborado a base de Valeriana, Passiflora y Melissa, no hace dormir al animal, sino que sólo lo calma. Además, contiene L- Theanina, un compuesto derivado de la hoja del té verde que favorece la liberación del neurotransmisor Dopamina, vinculado al placer y la felicidad. Debe ser suministrado al menos 1 semana del evento: para  año nuevo, o cuando se quiere  emprender un viaje o para disminuir la angustia si se queda solo en el hogar durante las vacaciones de sus dueños.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo