Drogas ilegales ofrecen esperanza en los tratamientos de salud mental

Hongos mágicos para la depresión, ácidos para el alcoholismo y éxtasis para un trauma, importante científico de drogas receta este camino a seguir.

Por Kieron Monks / Publimetro Internacional

Desesperados por una solución, el profesor David Nutt consideró comprar hongos mágicos en la calle. Las restricciones de las drogas hacía imposible llevar a cabo ensayos clínicos y Nutt no tenía manera de asegurar los hongos que sólo estaban ampliamente disponibles con los distribuidores ilegales.

“Afortunadamente la publicidad ayudó, ahora somos optimistas sobre la licencia y el suministro”, dijo a METRO Nutt, quien lidera un equipo de neuro psicofarmacología en el Imperial College de Londres. No ajeno a la controversia (Nutt fue despedido como asesor del Gobierno, por afirmar que el éxtasis es tan seguro como montar a caballo) el profesor se encuentra afrontando los límites con el primer ensayo de hongos mágicos para tratar la depresión y  su objetivo es ‘aprovechar un depósito’ de drogas ilegales para la beneficio clínico.

Investigaciones han demostrado que la psilocibina, el ingrediente activo de los hongos, amortigua el cortex del cíngulo anterior, el cual es hiperactivo en víctimas de depresión. Los ensayos se centrarán en los casos más severos. “El efecto es duradero beneficiando a las personas que no han respondido a las intervenciones”, señaló Nutt. “No estoy diciendo que vamos a revolucionar el tratamiento de la depresión, pero hay un grupo que le va a ser útil”.

Si el tratamiento parece radical, el profesor argumenta que es proporcional. “La depresión es la principal causa de discapacidad en Europa y sólo dos tercios de las personas se recuperan. El resto están sin trabajo y no pueden hacer frente al problema, tenemos que tratar de todo”. 

Pero a pesar de un riguroso apego a realizar las pruebas, Nutt admite que está afrontando una cruzada. “Esto es una campaña para la liberación de la ciencia. Las leyes contra las drogas han censurado la investigación en este campo hace 60 años. Pienso que es la peor censura desde que la iglesia católica le prohibió a Galileo usar su telescopio”.

Psilocibina y otras drogas psicoactivas se están convirtiendo en populares soluciones a un amplio espectro de problemas de salud mental. Un estudio de 2012 encontró que el éxtasis químico MDMA tuvo un impacto duradero en el trastorno por estrés post traumático. Académicos noruegos encontraron recientemente que LSD mejoró un 59% las actitudes indebidas de los alcohólicos.

“LSD al parecer ayuda a la gente a ver sus problemas desde otra perspectiva, dar nuevas ideas a sus problemas… y esto haría un fuerte contrapeso para interrumpir  el alcoholismo”, dijo el psicólogo Pål Johansen, quien dirigió el estudio noruego. 

“No es raro que los pacientes se vuelven mucho más auto-aceptados y adopten una visión optimista para enfrentar problemas en el futuro”.

Es el ‘estado’ inducido por las drogas, lo que ha resultado polémico, con afirmaciones como por ejemplo que  los efectos son de gran alcance, impredecibles y pueden añadir problemas de salud mental. “Ciertamente, a corto plazo los efectos pueden ser devastadores”, dijo el doctor Adam Winstock, experto y psicólogo en adicción en drogas. “Un mal viaje puede empeorar las condiciones preexistentes, se necesitaría  primero hacer una cuidadosa evaluación psicológica”.

Pero Winstock añadió: “es razonable buscar un nuevo tratamiento para condiciones que no tratamos bien. Las personas toman antidepresivos durante años a un costo enorme para el cuidado de la salud. El profesor Nutt está trabajando con un tratamiento ‘prospector’, y si descubre oro, habrá una fiebre del oro”.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo