Especialista entrega 8 alertas para detectar algún defecto en el hígado

Por

El hígado cumple más de 500 tareas, de las cuales al menos 22 son vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. El médico gastroenterólogo de Essalud, Marco Díaz, nos da algunas alertas para detectar si algo no anda bien con este órgano.

 
1. Hinchazón inexplicable de piernas
Una de las principales funciones del hígado es mantener el equilibrio de electrolitos y agua en el cuerpo. Si este órgano no anda bien, puede generar cuadros de edemas, que es la hinchazón causada por la acumulación anormal de líquidos. Si aprietas tus piernas con los dedos y quedan hoyos luego de retirarlos, es probable que sufras de edemas causados por el mal funcionamiento del hígado.
 
2. Ictericia
Es una coloración amarilla en la piel y de la parte blanca del ojo debido a los niveles anormales de bilirrubina producida por el hígado. Esta sustancia se acumula en los tejidos, sobre todo aquellos con mayor número de fibras elásticas. Otro síntoma de ictericia es la coluria (cuando la orina toma un color a “té cargado”).
 
3. Sin ganas de nada…
El hígado tiene un papel importantísimo en la regulación del cobre en el cuerpo, eliminándolo a través de la bilis. Este mineral ayuda al buen funcionamiento de las glándulas tiroides y suprarrenales, importantes en la producción de energía. Paradójicamente, el exceso de este produce cansancio generalizado.
 
4. Aversión a las comidas Un síntoma común de la mala función hepática es la sensación de asco a los alimentos, acompañado de mareos, digestiones pesadas y estreñimiento latente.
 
5. Picazón del cuerpo por las mañanas
El prurito o picazón del cuerpo por las mañanas es un síntoma de algunas enfermedades hepáticas. Se asocia a las llamadas “enfermedades hepáticas colestásicas”, en las que hay disminución de excreción biliar. Aparece generalmente en la palma de las manos y las plantas de los pies; sin embargo, puede ser generalizado y tan intenso que interfiere con la actividad normal de la persona.
 
6. Moretones constantes
Si ante pequeños golpes desarrollas moretones que demoran en sanar, puede ser un síntoma de cirrosis (cicatrizacón) hepática, que no es otra cosa que el mal funcionamiento del hígado por el bloqueo de sangre a través del mismo.
 
7. Vetas oscuras en las heces
Como resultado de la cirrosis hepática, la sangre que no circula a través de este órgano se redirige hacia las venas del esófago (conducto entre la garganta y el estómago), provocando várices (venas hinchadas) que sangran. El único indicador de que esto está ocurriendo es la presencia de vetas oscuras o negras en las heces.
 
8. Hinchazón abdominal inexplicable
¿Tu abdomen crece progresiva e inexplicablemente? Puedes estar sufriendo de ascitis, que es la acumulación de fluidos en el abdomen, causada por la fuga de fluidos de la superficie hepática a la superficie intestinal.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo