¿Trabajo más inteligente y menos pesado? 10 tips para lograrlo

Se puede trabajar y ser feliz, el secreto está en organizarse.

Por Miguel Velazquez

A todos nos ha pasado. De repente parece que tenemos más tiempo para el trabajo y menos para todo lo demás que también es muy importante: la familia, la pareja, los amigos y un enorme etcétera.

Podemos ser felices más allá de la oficina, es por eso que presentamos diez recomendaciones para que haya equilibrio entre las actividades laborales y las cotidianas. La clave está en pensar la forma en la que estamos pensando. 

Sigan con nosotros los siguientes pasos y cuéntenos su experiencia

1 No revisar el correo electrónico, primero pensar.

David Rock, director del Instituto de Neuroliderazgo (NeuroLeadership Institute) y autor de “Tu cerebro en el trabajo: Estrategias para superar la distracción, obtener atención y trabajar inteligente todo el día”, menciona que a medida que vamos revisando el correo electrónico nuestra atención se va dispersando en lo que debemos de hacer, alguna oferta o anuncio que hayamos visto. 

Hay que hacerlo a la hora necesaria

2 Que nuestra primer tarea del día sea priorizando nuestros tres objetivos principales.

Tenemos tantas cosas por hacer que es muy importante saber priorizarlas. Hay que realizar una lista de objetivos principales para poder focalizarnos en ellos, ya que hay demasiados distractores en nuestro alrededor.

3 Conservar la energía para tomar decisiones en cada oportunidad que tengamos.

“La capacidad de tomar decisiones es un recurso agotable” escribe David Rock en su libro, por lo tanto, hay que utilizar esa energía en decisiones importantes que tengamos día a día. Por ejemplo: apagar el celular en medio de una reunión donde sabremos que no podemos contestar los correos, mensajes y demás alertas que reciba el smartphone.

4 Encuentra y protege tu tiempo de calidad para pensar.

“Tiempo de calidad”, lo define Rock como ese momento del día en que tus ideas fluyen mejor. Puede ser en alguna hora específica o realizando alguna actividad específica, por ejemplo tocar guitarra. Encontrar el momento en que somos más creativos y cuidarlo para poder utilizarlo cuando sea necesario.

5 Agenda tus citas en momentos de poca atención.

Es algo común y natural sentir cierta pesadez después de comer, lo cual dificulta pensar ya que nuestro cuerpo ocupa presión sanguínea para digerir y no para el cerebro. Por lo tanto, ése es un buen momento para realizar algunas reuniones y citas menores.

6 No pierdas valiosa energía haciendo diversas cosas, realiza una sola lo mejor que puedas.

Hacer dos cosas a la vez nos toma el mismo tiempo que si hiciéramos una y después la otra. Por lo tanto, siempre será mejor enfocar nuestra atención a una actividad principal para realizarla lo mejor posible.

7 Al inicio de una reunión decide hacia dónde quieres llegar y la manera más efectiva para hacerlo.

En reuniones, comenzamos hablando de un tema y terminamos hablando de otro totalmente distinto, y lo peor es que el primer tema se que da inconcluso. Planear nuestras reuniones, poner los objetivos a la vista de todos nos permitirá desarrollar cada uno de los puntos de manera más rápida y eficiente.

8 Aprende a mantenerte positivo.

No es para hacerle ganar dinero a los creadores de pasta dental, al contrario, es para hacernos mejorar nuestras relaciones laborales. Un cerebro que se mantiene positivo es más creativo al momento de enfrentar problemas.

9 Encuentra tiempo libre.

Aunque sea dificil de creer, tenemos mucho tiempo libre en nuestros días laborales. Por ejemplo, podemos apagar nuestro teléfono mientras estamos en camino al trabajo, de tal forma que aprovechemos un poco del tiempo del trayecto para liberar nuestra mente de diversas cosas.

10 Celebra los pequeños logros.

Todo logro es grande, no importa cuan pequeño lo veamos. Hay que celebrar cada logro y planear nuevas metas más altas, el primer paso es importante, pero no avanzaremos con un solo paso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo