Estudio termina con el mito de la "media naranja"

No existe tal cosa llamada como sincronía sentimental, son sólo emociones que se contagian a nuestra pareja

Por Carlos Yepez

La historia del “alma gemela” o “la media naranja” queda borrada del mapa, luego de que investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), descubrieran a través de una estudio, que no existe tal cosa llamada como sincronía sentimental, son sólo emociones que se contagian a nuestra pareja.

El estudio basado en las experiencias estresantes que transmiten las madres a sus bebés comprobó que éstas dejan un residuo fisiológico demostrando que las emociones son contagiosas, explicó la investigadora posdoctoral en Psicología por la UCSF, la doctora Sara Waters.

Para el experimento se reclutaron a 69 madres y sus hijos, de 12 hasta 14 meses de edad; por medio de sensores se registró su actividad emocional y se les asignó dar un discurso de cinco minutos frente a dos evaluadores; algunas de ellas recibieron comentarios y gestos positivos, otras negativos y un grupo más, ningún tipo de comentario.

Sorprendentemente, las madres que recibieron los comentarios negativos al igual que sus bebés –además de reportar una disminución en sus sentimientos positivos– mostraron un aumento en el esfuerzo cardíaco fisiológico; pero no sólo eso, la cantidad de estrés fue la misma, una asociación que se hace más fuerte con el tiempo.

El punto medular para identificar que es un contagio de emociones y no una sincronía emocional, es que las pruebas fueron hechas en bebés que aún no saben hablar, por lo que todo se centró en emociones corporales que acompañan el estado emocional. Además todo señala que hay una variedad de diferentes canales, como el olor, la tensión vocal y las expresiones faciales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo