5 cosas que son mejores que el sexo (según los científicos)

Por Luz Lancheros

Es un placer y una práctica que en estos tiempos está sobrevalorada, ya lo decía Andy Warhol al nombrarlo ‘la gran nada de todos los tiempos’. Bastante. Los medios de comunicación, las imágenes que transmiten, los artículos y mitos que pululan por la red, son suficiente prueba para ver sexo en un click. Pero en S Moda recopilaron, con varios estudios, cosas que definitivamente pueden superarlo.

Aquí hay algunas de ellas

El chocolate: eso lo argumentó la doctora Brooke Magnanti en un artículo de ‘The Telegraph’. Aducía que las sustancias químicas del chocolate como dopamina y feniletilamina actuaban sobre el cerebro y daban sensación de bienestar.

Café: nada que hacer. Un estudio del año pasado, en el que participaron más de 7 mil personas en Estados Unidos, Dubai, China, Alemania e India, reveló que la cafeína mandaba.   El 51% de los encuestados afirmó que preferían vivir sin sexo que sin café, que también le ganó al alcohol, al el 62% de los participantes decir que preferían no embriagarse a dejar la cafeína.

Compras: ¿qué mejor que esto? Cualquier mujer se derrite ante un buen par de zapatos nuevos, un accesorio o una prenda exquisita. En una encuesta realizada por Kugati, portal de accesorios de moda, se reveló que el 61% de las mujeres prefería renunciar al sexo por seis meses que a su ropa favorita. El 2% de ellas afirmó que prefería el celibato por tres años si eso les garantizaba una renovación completa del closet.

Internet: sí, parece que todos tenemos las mismas preferencias y vida del meme del friki granudo. Una encuesta a cargo de AVG Technologies, compañía de seguridad online, mostró con 4 mil participantes de Estados Unidos, Europa y Brasil, que el smartphone es mejor que tener sexo. El 57% de las americanas se quedarían mejor con su aparatito, lo mismo que un 44% de las brasileñas y un 40% de las francesas.

Tele: según un estudio realizado por Now TV en el Reino Unido, solo cada una de diez participantes dijo que no podría vivir sin sexo. Ver televisión, cocinar, leer un libro y relajarse parecía mucho mejor que tener una noche apasionada con la pareja. Y esto no incluía acostarse con ella.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo