¿Cómo deben contener los padres a sus hijos en caso catástrofes?

Por

Chile es un País altamente sísmico y las probabilidades de vivir eventos  como el recientemente acontecido en el norte de nuestro país son altas y ciertas.   El reciente terremoto y la seguidilla de temblores que han afectado a la zona norte, además de la tragedia que está afectando a Valparaiso, han generado entre otras cosas, gran ansiedad y  miedo en los niños y niñas,  lo que puede ser especialmente problemático para las familias. 

La gerente general de Fundación Mi Casa, Delia Del Gatto dice “los más pequeños de la casa podrían presentarse con dificultades de atención, con pesadillas, irritables, somatizando por ejemplo con dolor de “guatita” o de cabeza, sin querer retomar sus actividades cotidianas incluida la asistencia a la escuela  y,  con un deseo imperioso de estar siempre al lado de sus padres, con conductas regresivas como son “hacerse pipí”,  “chuparse el dedo” entre otras.   De allí, la importancia de no menospreciar sus miedos, escucharlos y atender sus demandas, entregándoles comprensión y contención”
 
Especialistas en el tema han llegado a consenso de cuáles son las acciones que los padres deben evitar y así ayudar a sus hijos, entre las cuales Del Gatto indica algunas:
 
1.       Los niños y niñas aprenden por modelos, de allí que es muy importante que se viva la situación con tranquilidad, sin descontrol y sin mostrar  miedo o angustia, al menos frente al niño.
 
2.       Entregar  afecto físico es muy reconfortante, por ello entregue espacios de cariño, amor y ternura.   Así también, facilite espacios de juego para los más pequeñitos e inste espacios de conversación con los adolescentes.
 
3.       Explique de manera racional la situación ocurrida, de acuerdo a la etapa de desarrollo de su hijo o hija, de manera tal de disminuir sus miedos y  evitar fantasías catastróficas.
 
4.       Controle la repetida exposición a las redes sociales y  medios de comunicación que cubren el evento.
 
5.       Instituya un protocolo de emergencia familiar que debe ser conocido por su hijo o hija, que establezca zonas de seguridad al interior del hogar, formas de salir de la casa y evacuar, formas de mantenerse en contacto,  qué hacer si se encuentra en la  escuela, puntos de encuentro y formas de solicitar ayuda.
 
6.       Por último, dependiendo de la edad y características propias de su hijo o hija, entregue tareas en pro de la ayuda que pueda prestar frente a un evento como el recientemente vivido, por ejemplo:  que cargue la mascota, que sea el encargado de llevar la radio o la linterna, entre otras.   Esto permitirá que tengan una participación activa, lo que les dará al mismo tiempo la sensación de control y apoyo a otros, sintiéndose así bien consigo mismos.
 
“El cómo los adultos vivenciamos y nos desenvolvemos frente a un sismo o terremoto, determina en gran medida como se comportarán nuestros niños y niñas frente a una sacudida del terreno originada al interior de la tierra. De allí que,  con pequeñas acciones como las descritas anteriormente, podemos aportar al bienestar de nuestros hijos e hijas”, aconseja Del Gatto.
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo