¿Están en una relación destructiva? Aquí 10 características

Por Beatriz Rojas

Existe una línea muy delgada entre el amor y la dependencia; muchas veces, al no darnos cuenta de la segunda, optamos por permanecer con alguien aunque la relación no sea del todo “normal“.

El problema es que no nos damos cuenta de que está siendo perjudicial, porque, la sociedad en general cada vez es más permisiva en este tipo de actos que agreden los sentimientos, valores e incluso la integridad física entre una pareja.

Por ello es importante reconocer ciertas actitudes por parte de nuestra pareja para poder pensar en la idea de que puede no ser bueno para nosotros seguir con esa persona. Lo más importante es darse cuenta, alejarse y pedir ayuda profesional.

1.- Revisan el celular de la pareja a escondidas o se los piden abiertamente. Pretenden mantener el control absoluto de sus interacciones con otras personas, mencionando que si no han hecho nada malo, no deben temer al hecho de que revise su celular.

2.- No puede estar sin pelear. Casi por cualquier motivo tienden a enfadarse y a culpar a su pareja por situaciones que están incluso fuera de su control.

3.- Sus relaciones son turbulentas y contradictorias. Cuando suele hablar de su pasado sentimental, balbucea y omite ciertas cosas, además suelen contradecirse citando hechos que ocurrieron

4.- Vive el amor con tensión permanente y acaba explotando en cualquier momento. Después del disgusto, prometen tratar de controlar su carácter, pero al poco tiempo vuelven a caer el discusiones y pleitos.

5.- Utilizan chantajes. Si plantean el hecho de terminar con la relación, puede que los chantajeen con suicidarse, exponerlos en ciertas situaciones con amigos y familiares y otro tipo de ideas enfermas.

6.- No permiten salir con amigos. Argumentan que con ellas o ellos es suficiente, que no tienen por qué salir con alguien más.

7.- Son excesivamente celosos (as) y posesivos (as). Están al pendiente de comentarios en redes sociales que puedan vincularlos con una posible infidelidad, además prohiben ciertas amistades.

8.- Existe la agresión física. Cuando una relación ya está dejando de lado el respeto mutuo, comienzan a haber señales físicas agresivas, como empujones, jalones y hasta golpes a la pareja.

9.- Control físico. Pretenden que la mayor parte del tiempo la pasen con ellos, no soportan la idea de que salgan a fiestas con amigos o tengan reuniones con una sola persona.

10.- Violencia psicoemocional. La cual desvaloriza, intimida y controla prohibiendo acciones constantemente e incluso intimidando o chantajeando por cualquier cosa que no les parezca correcta o normal o sientan que se sale de su control. Con información de Consultasexual, Chilango, Demedicina y Quo.com.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo