7 remedios efectivos para evitar el mareo en los niños

Para que los viajes no se conviertan en un martirio

Por Estefania Cervantes Zamudio

Los niños son los que más disfrutan los viajes en coche. Sin embargo, también son los primeros en verse afectados, ya que su organismo es más frágil y suelen tener menos control de su cuerpo que un adulto. Un ejemplo de esto es que sufren más de mareos.

Cinetosis es su nombre científico y se trata de un trastorno que se presenta cuando las señales provenientes del oído interno, los ojos, los músculos y las articulaciones no coinciden; esto según el sitio web Medline Plus.

Este padecimiento también es típico en las mujeres embarazadas ya que aumenta la sensibilidad de su centros nerviosos.

Por ello les dejamos algunos recomendaciones antes de que algún pequeño se maree en medio de su viaje de vacaciones:

1- Pónganlos junto a la ventana. Ya sea en un carro particular o en el autobús, procura sentar a los pequeños o a las personas propensas a los mareos cerca de las ventanas. Es menos probable que nuestro organismo se confunda si es consciente de las calles, curvas o la distancia recorrida.

2- Que no lean, jueguen o vea películas mientras viajan. Leer un libro, ver una película o jugar con los dispositivos móviles suelen ser la mejor manera de evitar el aburrimiento cuando hacemos viajes largos, pero estas actividades implican completa atención por parte de la vista. Esta es la manera más común de propiciar un mareo, pues nuestro organismo entiende que se esta desplazando pero las imágenes fijas no coinciden.

3- Que coman sana y ligeramente. Alimentar bien a los más pequeños además de evitar las constantes paradas o los berrinches a causa del hambre, los mantendrá inmunes a los mareos. Es importante que no hagan comidas pesadas, es mejor consumir líquidos, frutas y verduras.

4- Que coman jengibre. El jengibre es uno de los mejores tratamientos para combatir los mareos, ya sea antes o después, crudo, en té o jugo; esta planta puede ser su nueva mejor amiga en cada viaje que hagan.

5- Que duerman durante el viaje. Es una manera de anestesiar a nuestros sentidos, mientras dormimos no somos conscientes del movimiento, la velocidad o el espacio recorrido. Además los viajes son más cortos.

6- Beban jugo de arándano. Este fruto contiene propiedades astringentes y antivomitivas que reducen las nauseas y mareos, se recomienda tomar antes de emprender largo viajes. Además es un excelente remedio para combatir los dolores de cabeza, la migraña y vertigo.

7- Coman chocolate. Se recomienda comer una barra de chocolate, para que nuestro organismo reciba el azúcar que ha perdid durante el mareo. Finalmente, hay que mencionar que algunos niños son más propensos al mareo que otros, y en algunos casos los médicos recomiendan soluciones más drásticas como pastillas que anestesien los posibles síntomas del mareo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo