¿Cómo darse cuenta si está saliendo con un "cretino"?

Por Luz Lancheros

“Rata de dos patas”, decía Paquita la del Barrio en su popular canción. Ustedes han aguantado a este hombre porque quieren tener una relación, porque quieren cambiarlo, porque tienen la nefasta vocación de rehabilitar a chicos malos. Les damos una mala noticia: No cambiarán, y ustedes están con alguien que no las merece. Vean si su príncipe azul convertido en sapo cumple con todas las características mencionadas.

Las descalifica en público:   Siempre las   criticará o anulará sus ideas o lo que ustedes piensen descalificándolo como algo sin valor, fuera de contexto o ilógico.   Lo peor es que lo puede hacer delante de amigos y conocidos. Incluso de desconocidos.

Las   hace sentir mal consigo mismas: Siempre les reclamará por su peso, por cómo se ven, por sus defectos, lo mal que cocina o sus pequeños errores. Ustedes siempre se sentirán poco valiosas frente a él, y no sentirán que están a su “altura”, así sean gordos, calvos, sebosos y no tengan trabajo.

No aclara las reglas en la relación: Él ni siquiera quiere catalogar lo que ustedes tienen en algo que las haga sentir seguras. No saben, hasta el momento, si son novios, amigos, amigos con beneficios o simplemente él es el tipo que viene por sexo a domicilio y ya. Desaparece por varios días, tiene a otras… en frente de ustedes, y les sale con la increíble historia de que “odia las reglas sociales”. ¡No quiere comprometerse con ustedes! Punto.

Piensa solo en él: Su felicidad, su bienestar, si tienen hambre o si se molestaron por cualquier tontería. Su partido de fútbol. Sus salidas. Todo eso es más importante que ustedes. Todo lo que ustedes quieran será para “molestarlos”, o son tonterías. Él está primero.

Critica todo lo que hacen: Ustedes nunca hacen nada bien. Todo tiene alguna imperfección, ellos lo harían mejor porque se creen dioses.   Así sean tan torpes que queman hasta el agua hervida.

Las comparan:   Para él su madre, su ex, su mejor amiga y su hermana son mejores que ustedes. Cada vez que se enojen o protesten por su mal trato, o hagan lo que quieran y a él no le parezca, será un motivo para que él diga : “Fulanita sí que era buena en esto”.

No hace nada por ustedes: No ayuda a lavar ni un plato, ni sus pantaloncillos, ni les ayuda con los niños (si tuvieron la mala fortuna de tener hijos con él), y no moverá un dedo si están en problemas.

Ustedes pagan todo: En serio. Ni siquiera la cuenta de la primera cita la pagó él. Ustedes lo mantienen con el sudor de su frente. Él podrá gastar lo demás en sus juguetes, en el auto, o en fútbol. O juguetes. Lo que sea.

Trata mal a los otros: Es totalmente despreciable con la gente, sobre todo con los que le prestan servicios o parecen más débiles que él. Un completo bully.

Puede ser violento: Puede llegar a pegarles si no controlan sus accesos de ira.   Puede golpear a la gente por que sí. Algunos son de cuidado.

Se cree la gran cosa: Sus opiniones son la verdad absoluta, y todo lo que él hace es digno de adoración y admiración. Generalmente, estos Supermanes resultan ser una completa estafa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo