Los ingenieros que hicieron más fácil el sexo seguro

Por Daniel Casillas

Paul Breur y Adnan Tunovic son dos jóvenes ingenieros holandeses que lograron revolucionar la forma de colocar un condón, tras más de 100 años de existencia de este preservativo.

Los ingenieros inventaron un condón que puede ponerse en segundos con una sola mano y sin siquiera tocarlo.

Egresados de la Universidad Tecnológica de Delft, en Holanda, los dos ingenieros trabajaron durante años en la creación de un condón que fuera más fácil de poner en la ocasión en que se necesita.

Wingman es el nombre del llamado condón con “alas” y fue diseñado en 2006, pero logró comenzar a ser producido hasta 2012. Desde entonces, el condón ha sido presentado en diversas ferias tecnológicas, como en la realizada hace unos días en Hannover, Alemania.

Hace unas semanas, el Wingman fue galardonado con el premio de diseño IF 2014, en la categoría de medicina.

De acuerdo con el estudio de satisfacción realizado por la empresa creadora de los condones con “alas”, el 78% cree que el preservativo Wingman es mejor que cualquier otro, mientras el 86% está tan satisfecho que a partir de ahora prefiere mantener relaciones sexuales con un Wingman.

Así se pone el condón Wingman:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo