Fotos: Este es el bar de felaciones más "elegante" del mundo

Por Luz Lancheros

Aunque el turismo sexual es una de las prácticas más perseguidas del mundo –sobre todo por asuntos como trata de personas, prostitución forzada e involucramiento de menores–, es inevitable que algunos lugares sean reconocidos como los focos más identidicados en ese aspecto.

Sucede sobre todo en Bangkok, capital de Tailandia, y quizá uno de los sitios donde los turistas y extranjeros residentes allí encuentran placer de diversas formas. Aunque la prostitución no es legal en este país (el último proyecto de ley para legalizarla se registró en 2003) y las prácticas que involucran a menores son penalizadas, esta es una costumbre común en el país asiático. La Walking Street de Pattaya quizás podría equipararse al Distrito Rojo de Amsterdam. También son famosos sus ‘Lady Boys’ (travestis).

En medio de montones de mujeres que ofrecen su “mercancía”, un lugar está cobrando popularidad: un bar de felaciones VIP, cuyo éxito y reputación están haciendo pensar a sus dueños en abrir sucursales en Teherán o Ciudad del Vaticano, como informó un artículo de la revista Vice.

El bar Dr Bj´s salon es muy diferente a la práctica que se puso de moda últimamente, el “mamading”. De hecho, ofrecen sus servicios en elegantes instalaciones, con todas las comodidades y en su página web muestran a sus “especialistas”, sus gustos e idiomas y también sus valoraciones y comentarios. Ellas son las que cobran más. Las “enfermeras” son mujeres no tan especializadas como sus compañeras más “valoradas” y son las que cobran una tarifa más baja. “Solo queremos que los turistas se rían un rato”, afirmó el dueño para la revista Vice.

Los precios van desde unos 20 dólares hasta casi 100, si uno va con una “especialista”. Ellas siempre llevan canastas con productos de aseo, condones y enjuague bucal. Siempre lavan al turista antes de proceder. Para tocar a las mujeres, se debe pagar más. Quizá, por la manera en cómo se ofrecen sus servicios y por el costo de los mismos (y sus instalaciones), es el primero en ofrecer un “servicio VIP”.

Por ahora, el sitio sigue creciendo en popularidad, en un lugar famoso por sus historias de turismo sexual, algunas, eso sí, sin final feliz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo