Fotos: 10 prendas de ropa ofensivas que jamás debieron existir

Por Luz Lancheros

Si la moda fuese frívola, nadie se enojaría cuando un tailandés camina orondo con una camiseta de Hitler, o cuando Victoria’s Secret lanza una colección de ropa interior basada en la antiquísima y tradicional cultura de las geishas japonesas.

La gente se molesta con la moda. Esto puede ser porque hay muchas culturas que se ven utilizadas por ella, fuera de contexto y frívolamente representadas, incluso hay hechos históricos que trascienden en la industria con un significado distinto, cayendo en lo políticamente “incorrecto”.

Aquí les mostramos algunas prendas que nunca debieron existir, ya que en su momento causaron revuelo, pero no por las razones correctas.

1. Moda tribal:
Inspirada en los patrones navajos, esta tendencia estuvo en furor hasta esta temporada. Pero es ofensiva, ya que estos diseños son hechos según la jerarquía de su sociedad. Todas las marcas cayeron, desde Givenchy hasta American Apparel.

2. Burkas: Con este elemento, que es altamente sensible, tanto religiosa como políticamente, hay que tener cuidado. Para las musulmanas es señal de modestia, pero últimamente y, desde el 11/9, para los occidentales significa opresión. Lady Gaga lo usó de manera “transgresora” en la abertura del show de Philip Treacy en la London Fashion Week, y Alexander McQueen, años antes, hizo lo mismo. Hussein Chalayan también se hizo famoso por presentar un desfile criticando esta prenda islamista.

3. Colonialismo chic:
Dolce & Gabbana sacó una colección basada en las pinturas pro colonialistas sobre África en el siglo XIX. Lo que olvidaron en la marca italiana es que una buena parte de sus consumidoras viene de países con este proceso histórico a cuestas, como los de América Latina, Estados Unidos e India, por ejemplo.

4. El arte aborigen de Rodarte: La firma sacó en una colección todos los patrones de los aborígenes australianos. Indignó porque estos viven en lamentables condiciones y se creyó que la marca banaizaba su expresión más sagrada.

5. Iconografía religiosa: Los vestidos de Lisa Burke inspirados en Laskmí, la diosa capital del hinduismo, resultaron ofensivos para ellos, ya que ella significa pureza, mas no se le asocia con la sensualidad unida a la prenda. De igual manera, en plenos años 90, Karl Lagerfeld estuvo en problemas cuando sacó una colección con versos del Coran para Chanel.

6. Geishas:
Go east, fue una colección de Victoria’s Secret inspirada en las geishas. Fue ofensivo, ya que ellas son mucho más que simples elementos sexuales. Son mujeres entrenadas en las más antiguas artes japonesas que están muy lejos de solo prestar servicios sexuales. Son acompañantes letradas y versadas.

7. Tailandia loves Hitler:
El año pasado, los medios mundiales reseñaron la afición de Tailandia por la simbología nazi y sobre todo por Hitler. Se le veía en todo, hasta en la ropa. Todo comenzó cuando un periodista británico publicó en su Twitter la foto de un restaurante que lo tiene a él como estandarte. Tailandia es un país rodeado por Indonesia y Tailandia, que odian el sionismo al ser musulmanes sus pobladores.

8. Pablo Escobar:
Antes de que su hijo Sebastián Marroquín sacase las camisetas “Escobar Henao”, con mensajes de paz, se fabricaban camisetas que magnificaban al capo.

9. Guerrilla colombiana: E n 2009, unos daneses crearon camisetas de las FARC, la guerrilla de Colombia que ha cometido innumerables actos terroristas. Fueron condenados a prisión por la Corte Suprema de su país.

10. Cultura pop:
Medias de Harry Styles se agotaron cuando las hizo Primark, o prendas como la famosa camiseta de los Hanson con el logo de Nirvana son únicas en el mercado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo