FOTOS: Estas son las mañas y hábitos más "asquerosos" de los colombianos

Por Luz Lancheros

Deb Torr y Chris Dobson tienen una campaña muy particular en su universidad, East Anglia (Norwich, Inglaterra): Hacer que sus compañeros orinen en las duchas del campus como forma de ahorrar agua. Con esta quieren también demostrar que la orina no es infecciosa y que se le hace un bien al Planeta.

Pero hubo gente que lo hacía antes de que ellos lo convirtiesen en “mainstream”: Los colombianos, a quienes en los artículos que andan circulando en la web desde la segunda década de 2000 (“Usted es colombiano si”)  se les “reconoce” siempre en este detalle de la cotidianidad.

Por esta razón, aquí les mostramos otras mañas y hábitos muy del diario vivir que todo colombiano ha hecho (y lo negará por siempre).

En la ducha: No solo orinarse (cosa que se suele hacer en la piscina y con impunidad), también sonarse. De algún lado salió la costumbre o el mito de creer que el agua caliente hace que todas las flemas se aflojen con el agua caliente. Y claro, se dejan correr…

Hay algo con el jabón: Para “ahorrar” se apilan en montículos pequeños y en estuches generalmente mal lavados. Así, queda una masa hecha de lo que antes era un lindo “Suspiro de Jazmín” con un verde “Brisa Marina” y un rosado “jabón que estaba más barato que todos los demás”. De igual modo, quien quiera mostrar algo de “estatus”, coleccionará productos de aseo de los hoteles de los lugares en los que ha estado. Y no, no falta el jabón chiquito de motel en la casa: Sirve para afeitarse y para emergencias.

Etiqueta en la mesa: Luego de un almuerzo de “menú ejecutivo”, muchos de ellos van y se sacan los pedazos de carne de los dientes frente a todos los demás, mientras caminan de vuelta a su oficina. Nunca lo harán en el baño. Jamás.

Etiqueta en la mesa (parte 2): Nunca se deja nada en el plato. O se aprovecha para los próximos días, o se acaba con todo y eso es más común verlo con el pollo asado que se compra para salir del paso. “Chupe, mamita, chupe”, le dicen las madres a las niñas que no quieren adentrarse en la ruidosa práctica de arrancar cartílagos y coyunturas “porque eso también es carne”.

Elementos bebibles: Dejar “cunchos” de cerveza es malvado, pero peor aún: hacerlo con la leche o el yogurt, bebida que tiene su ciencia. Se lame la tapa, se bebe el yogurt y con el dedo se quitan las partes cremosas (incluso después de acabado) para no dejar nada. Ah, y que nadie los vea. También suelen tomar agua del grifo.

Estética : La leche de magnesia y el talco son sustitutos del desodorante (quien sabe cómo se hará para disimular los rastros del producto). Y ante el acné, la pareja puede extirpar barros y espinillas en el parque o la persona puede aplicarse crema de dientes y otras pociones un poco más escatológicas para “solucionar” el problema. Incluso han probado con alcohol.

Cobija cuatro tigres: Sirve para atrapar cualquier cosa. En serio, CUALQUIER COSA y eso incluyen olores. Ya se imaginarán cuales…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo