¿Tienen antojo de chocolate? Su cerebro tiene la culpa

Si por más que lo deseen eligen una barra de chocolate en lugar de una manzana, pueden decir que su cerebro los está obligando a hacerlo.

Por Beatriz Rojas

Los consumidores son más propensos a querer comer e incluso pagar más por alimentos que su cerebro les ordena. Dichos alimentos suelen tener un gran número de calorías, según estudio realizado por la Universidad McGill en Canadá.

Según dicha investigación, la elección de alimentos tiene mucho menos que ver con el gusto y mucho más que ver con el contenido calórico.

“Estudiamos el mecanismo por el cual nuestro cerebro calcula el valor de la comida cuando estamos haciendo una elección”, dijo el autor principal de estudio, Alain Dagher, neurólogo en el Instituto Neurológico de Montreal en Canadá. “Así que, cuando estamos tratando de elegir entre opciones, hay partes de nuestro cerebro que asignan valor a cada opción con el fin de que esta sea la más ventajosa“, asegura Dagher.

El especialista mencionó que lo que impulsa la decisión, se debe a la densidad calórica (cuántas calorías hay en la comida) con la que ya estamos familiarizados.

Sin embargo, una elección saludable es posible si tenemos en cuenta que otras opciones son más saludables para nosotros, informa Dagher.

En la galería de fotos conocerán más datos interesantes del estudio.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo