¿A dieta? Conoce por qué la stevia es un buen reemplazante para el azúcar

La stevia es un edulcorante no calórico, es decir, no aporta calorías. En cambio, 1 gramo de azúcar aporta 4 calorías.

Por Nathaly Lepe

Actualmente el consumo de azúcar, bebidas u otros productos azucarados se relacionan con muchas enfermedades como obesidad, síndrome metabólico, dislipidemias, diabetes y osteoporosis, entre otras. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es que el consumo de azúcar no supere un 10% y se sugiere bajarlo a un 5%.
 
En Chile el consumo de azúcar y bebidas azucaras es alto, es el tercer país en el mundo en el consumo de bebidas después de México y Estados Unidos, por lo que hay una preocupación importante en bajar este producto. En este sentido, ha recobrado fuerza el consumo de endulzantes no calóricos que, como dice su nombre, no aportan calorías, pero que mantienen el sabor dulce de alimentos o bebidas.
 
Entre los endulzantes existentes está la stevia, que durante siglos se ha usado en Paraguay y Brasil para endulzar, sin embargo, las mayores producciones y el mayor consumo de esta planta se encuentran en Asia, especialmente en Japón y China
 
De acuerdo al doctor en Nutrición y docente de la U. San Sebastián, Samuel Durán, “la stevia es un edulcorante no calórico, es decir, no aporta calorías. En cambio, 1 gramo de azúcar aporta 4 calorías (1 cucharadita son 5 gramos, o sea, 20 calorías), por lo tanto es una alternativa a quienes quieren disminuir el aporte calórico sin eliminar el sabor dulce de los alimentos o bebidas”.
 
Entre sus beneficios se encuentran que aporta cero calorías y propiedades anticariogénicas, ya que es capaz de eliminar el streptococcus mutans, bacteria que genera las caries. Además  “es antihipertensivo, ya que su consumo disminuye la presión arterial y mejora la sensibilidad a la insulina, por lo tanto, es una buena alternativa para diabéticos o intolerantes a la glucosa e insulinorresistentes”, afirma el académico.
 
Asimismo agrega que “su consumo es seguro, mientras su cantidad no supere la ingesta máxima admitida (IDA), la cual se calcula por kilo de peso.  Por lo tanto, el consumo debe ser racional, no por ser natural es inocuo. No recomiendo no utilizarlo en menores de 2 años y en niños debe ser supervisado”.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo