Contaminación aumenta los problemas de salud entre las personas

MEDIO AMBIENTE: El aumento de la contaminación del aire en las grandes ciudades está obligando a los gobiernos y organizaciones internacionales a tomar medidas antes de que sea demasiado tarde para ayudar a aquellas personas con mayor riesgo.

Por Daniel Casilas
Contaminación aumenta los problemas de salud entre las personas

Un importante número de países y organizaciones ambientales están tomando la amenaza de la contaminación más en serio que nunca después de que una serie de estudios destacara el impacto que podría tener sobre la salud de las personas.

Naciones, como Francia y Gran Bretaña, están promoviendo programas que,  aplican una carga a los propietarios de vehículos de conducción “sucios” o prohíben su uso en su totalidad, con el objetivo de reducir las emisiones en las principales ciudades.

A principios de este año, la India probó el sistema de ‘racionamiento’ par/impar de carros, lo que significa que placas de matrículas pares e impares sólo se permiten en las calles en días alternos, para combatir los altos niveles de contaminación. Mientras que México y Chile han implementado medidas agresivas para sacar de circulación millones de automóviles durante días a la vez.  

Los expertos dicen que hay una mayor conciencia de la contaminación en todo el mundo debido a que “la mayoría de las ciudades del mundo tienen problemas de gestión del tráfico y, como resultado, la contaminación en las ciudades ha aumentado, debido al mayor número de personas que viven en zonas no rurales y urbanas, haciendo que aumente el número de personas expuestas a la contaminación del aire,” Frank Kelly, profesor de salud ambiental en el Kings College de Londres, le dijo a Publimetro.

Además de esto, un estudio publicado recientemente por la Agencia Internacional de Energía encontró que cada año se producen unas 6,5 millones de muertes relacionadas con la contaminación del aire, con el número destinado a aumentar considerablemente en las próximas décadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que más del 80 por ciento de las personas que viven en zonas urbanas están expuestos a niveles de calidad del aire que sobrepasan los límites de lo que la organización considere aceptable. Agregó que las poblaciones en las ciudades de bajos ingresos son las más afectadas.

Tanto estudios universitarios y cifras de la OMS que muestran efectos devastadores de contaminación en la salud humana también han gatillado alertas en todo el mundo. “A medida que disminuye la calidad del aire urbano, el riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón, y enfermedades respiratorias agudas y crónicas, incluyendo el asma, aumenta para las personas que viven en ellas”, afirmó un informe de la OMS publicado en mayo. Esto está respaldado por investigaciones independiente que sugieren que la contaminación puede causar problemas renales, enfermedades del corazón e incluso enfermedades mentales en los niños.

Las perspectivas de futuro no se ven bien, si la tendencia actual continúa. La Agencia Internacional de Energía estima que las muertes prematuras por contaminación del aire exterior prevén un aumento de entre 3 millones actuales a 4,5 millones al 2040 a menos que el sector de la energía tome una mayor acción para reducir las emisiones. Este problema se agrava aún más cuando las poblaciones se desplazan desde las zonas rurales a las zonas urbanas, aumentando el número de personas afectadas por la contaminación.

Sin embargo, la contaminación no sólo afecta la salud de la población, sino también sus bolsillos. Los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) muestra que el costo anuale en salud relacionados con la contaminación del aire alcanzó los 21 mil millones de dólares en 2015 y se espera que esta cifra crezca a 176 mil millones de dólares para el año 2060, y el número de días de trabajo perdidos debido a enfermedades relacionadas con la contaminación del aire se espera que aumente de un poco más de 1,2 mil millones a 3,7 mil millones de dólares hacia el mismo año.

Pero, ¿qué se puede hacer sobre el creciente problema de la contaminación del aire? Los expertos coinciden en que la solución sólo puede encontrarse a través de medidas gubernamentales y cambios en los hábitos de la población en general.

“Normas de emisión más estrictas para los vehículos nuevos, incentivos fiscales para alentar a la gente a comprar vehículos más limpios, las restricciones a los vehículos más contaminantes que entran en las ciudades, y medidas para fomentar la utilización de vehículos con combustible alternativo (incluyendo los vehículos eléctricos y GLP)”, son algunas de las recomendaciones citadas por Richard Howard, Director de Medio Ambiente en Policy Exchange, en una entrevista con Metro. “Las personas pueden hacer su parte para hacer frente a la contaminación del aire al elegir utilizar modos de transporte menos contaminantes – como el transporte público, ir a pie o en bicicleta.”

Frank Kelly

Profesor de salud ambiental en el Kings College de Londres

“La solución a largo plazo es el transporte público limpio”

¿Por qué crees que hay una creciente conciencia sobre la contaminación en todo el mundo?

Cada vez hay más conciencia de la contaminación en todo el mundo debido a informes de la Organización Mundial de la Salud y los programas de enfermedades globales destacando el tema y porque más mediciones de la contaminación del aire están siendo realizados por las ciudades y la creciente disponibilidad de datos de satélite.

¿Cómo afecta la contaminación atmosférica la salud de las personas?

Antes se pensaba que la contaminación del aire sólo afectaba a los pulmones produciendo enfermedades como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el cáncer de pulmón. Ahora sabemos que durante largos períodos de tiempo (décadas) la contaminación del aire puede dañar los vasos sanguíneos que conducen a las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares. Las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson también se han relacionado con la exposición a largo plazo a la contaminación del aire, así como resultados de el bajo peso al nacer. La contaminación del aire contribuye a las enfermedades anteriores y a que las personas mueren a causa de estas enfermedades – por lo que la contaminación del aire contribuye a la muerte prematura – pero no es la única causa.

¿Qué puede hacerse para reducir la contaminación del aire?

La contaminación de las centrales de generación de energía se puede capturar de manera eficiente con la tecnología moderna por lo que ahora es mucho menos problemático en los países de altos ingresos. En las ciudades, el tráfico es la principal fuente de contaminación y, en particular, los países que tienen un alto porcentaje de vehículos diesel, como en Europa, tienen particulas contaminantes y problemas de dióxido de nitrógeno.

¿Cómo pueden las personas normales ayudar a reducir la contaminación del aire?

Todos los que tienen un vehículo contribuyen al problema de la contaminación del aire. Al vivir y trabajar en las ciudades deberían utilizar el transporte público en lugar de un carro privado (por supuesto, cada gobierno tiene la responsabilidad de proporcionar un buen y eficiente medio de transporte público).

¿Qué tipo de tecnología puede ayudar a hacer frente a la contaminación del aire?

Los carros eléctricos eliminan las emisiones de escape, pero siguen liberando partículas de los neumáticos y causan abrasión en las calles – así que no hay un vehículo que esté libre de contaminación. La electricidad podría estar relacionado con algo de contaminación en función de cómo se genere, sólo la energía solar, eólica y la hidroeléctrica son limpias.

¿Cuál es tu opinión sobre los programas que limitan o impiden la circulación de determinados vehículos para reducir los niveles de contaminación?

Poner restricciones en los carros ayuda a resaltar el problema, pero no proporciona una solución ya que muchas familias terminan con dos vehículos con matrículas pares e impares, lo que significa que serán capaz de usar al menos un carro todos los días en lugar de los días alternos estipulados. Además, otros tienden a comprar un segundo vehículo contaminante barato para vencer al sistema. La solución a largo plazo es el transporte público limpio.

4 principales problemas de salud causados por la contaminación

Enfermedad del riñón

Un nuevo estudio publicado en la Revista de la Sociedad Americana de Nefrología indica que la contaminación atmosférica causa daños a los riñones. La investigación realizada por expertos de la Universidad Médica del Sur, en Guangzhou, China, encontró que la frecuencia de la nefropatía membranosa (un trastorno inmunitario de los riñones) se ha duplicado en la última década en China y este aumento corresponde estrechamente con la distribución regional del aire de partículas contaminadas.

Riesgo de muerte fetal

Una revisión de 13 estudios diferentes sobre los posibles efectos que la contaminación atmosférica puede tener en las mujeres embarazadas muestra que podría haber un vínculo directo entre el aire contaminado y la incidencia de nacidos muertos. Un trabajo de investigación publicado en la revista Medicina Ocupacional y Ambiental sugiere que un aumento en la exposición a la contaminación del aire se asocia con un mayor riesgo de muerte fetal. Los investigadores encontraron que el riesgo se acentúa especialmente durante el tercer trimestre del embarazo.

La enfermedades mentales en los niños

Investigaciones de la Universidad de Umea, Suecia, han relacionado la contaminación del aire a un aumento de las enfermedades mentales en los niños, incluso cuando los niveles de contaminación son bajos. El estudio encontró que los niños y adolescentes que viven en zonas donde hay mayor concentración de contaminación del aire eran más propensos a tener una medicación dispensada por un trastorno psiquiátrico.

Ataques al corazón

La Asociación Americana del Corazón emitió una declaración científica concluyendo que la exposición a la contaminación del aire contribuye a la presencia de enfermedades cardiovasculares y a la mortalidad. La exposición a corto plazo puede aumentar el riesgo de ataque al corazón, accidente cerebrovascular, arritmias e insuficiencia cardíaca en personas susceptibles, como los ancianos o aquellos con condiciones médicas pre-existentes, según el comunicado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo