Niño hacker de 11 años mostró como transformar un tierno oso de peluche en un arma como Terminator

“Desde Terminator a los osos de peluche, cualquier cosa o cualquier juguete puede ser transformado en un arma” agregó el niño luego de su demostración en un foro mundial sobre ciberseguridad realizado el martes en Holanda.

Por Nathaly Lepe

La ciberseguridad, luego del masivo ataque del virus WhanaCry, ha sido abordado en distintos rincones del mundo, sobre la necesidad de encontrar barreras para evitar nuevos casos de hackeos globales.

Un tema que se discutía en un foro mundial de seguridad en Holanda, donde un niño de 11 años, dio una importante muestra de que aún queda mucho por hacer en esta materia.

Reuben Paul, quien cursa sexto grado en una escuela de Austin Texas, fue invitado a la charla para exponer el martes sobre la forma en que a través de los dispositivos con Bluetooth se puede acceder a artefactos para ser manejados a distancia.

El niño, impactó a la audiencia no sólo por su exposición, sino por que realizó una muestra en el foro, hackeando los celulares de los asistentes, para lograr que un animal de peluche se transformara en un arma.

De acuerdo con la información que reproduce The Guardian, el niño buscaba demostrar que “desde los aviones a los automóviles, de los teléfonos inteligentes a las casas inteligentes, cualquier cosa o cualquier juguete puede ser parte de la Internet de las Cosas (IOT)”.

“Desde Terminator a los osos de peluche, cualquier cosa o cualquier juguete puede ser transformado en un arma” agregó el niño luego de su demostración.

En su demostración, Reuben se conectó desde su computador portátil a la red wi-fi, logrando conectar -gracias a un dispositivo conocido como “Raspberry Pi”- los dispositivos con bluetooth. Además descargó una docena de números de contacto de los presentes, incluidos los de las autoridades presentes en el seminario.

El padre de Reuben, Mano Paul, quien también es experto en tecnología, detalló tras la presentación de su hijo que lo que hizo prueba que “actualmente los niños están jugando con bombas de tiempo que alguien malicioso puede hacer explotar”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo