Deportes

La “Roja” obligada a vencer a la ex “Cenicienta”, que ya supo silenciar Ñuñoa y Macul

Ante Venezuela, su rival de esta noche en San Carlos, Chile cayó rumbo a Corea/Japón e igualó hacia Sudáfrica. La “Vinotinto” ha sumado en todos los países, incluidos un triunfo en Uruguay y un empate en Brasil.

Atrás quedaron los tiempos donde la selección venezolana era la “Cenicienta” del fútbol sudamericano. De hecho, la “Vinotinto” ya sabe lo que es ganar como visita en varios países del continente, por ejemplo, en Uruguay, donde consiguió un bombástico triunfo por 3-0 en las Clasificatorias rumbo a Alemania 2006, algo que Chile nunca ha logrado.

En ese mismo proceso, los caribeños obtuvieron una victoria por 1-0 en Colombia, mientras que en el siguiente, hacia Sudáfrica 2010, celebraron en Bolivia y en Ecuador, con sendos 1-0. En esas Eliminatorias también rescataron un empate 0-0 en suelo brasileño, proeza de la cual la “Roja” tampoco puede jactarse.

En las últimas dos fases clasificatorias, los venezolanos se impusieron en Paraguay, por 2-0 para Brasil 2014 y por 1-0 para Rusia 2018. En el camino a la cita eslava se dieron el gustito de igualar en la tierra del otro “grande” del balompié continental, con un 1-1 en Argentina ante el cuadro de Jorge Sampaoli.

Dos paridades en Perú y otro par en Montevideo demuestran que ya no es “coser y cantar” en casa contra el combinado caribeño. En resumen, bajo el actual formato eliminatorio de todos contra todos, ya ha conseguido irse con algún punto en el bolsillo desde cada territorio de este lado del mundo, incluido el chileno.

En duelos eliminatorios, el “Equipo de Todos” se ha medido seis veces al elenco venezolano en nuestro país, con cuatro victorias, una igualdad y una derrota. Muy lejano se ve ese expresivo 6-0 en la ruta a Francia 1998 en el Monumental, con cinco goles de Iván Zamorano, pues los tres encuentros siguientes no fueron para nada fáciles.

Rumbo a Corea del Sur/Japón 2002, se dio el bochorno mayor. En el Estadio Nacional, la Selección cayó por 2-0, en una de las vergüenzas más grandes de su historia. Luego vino un sufrido 2-1, con un doblete del todavía vigente Luis Jiménez, mientras que hacia la Copa del Mundo sudafricana, tocó pasarlo mal en Pedrero.

Con Marcelo Bielsa en la banca, el conjunto criollo se fue abajo al descanso por 2-1, pero Rodrigo Millar salvó un 2-2 que evitó un nuevo papelón. Después de esa paridad, llegaron éxitos por 3-0 y 3-1 en los procesos posteriores, los cuales la escuadra de Martín Lasarte debe imitar esta noche, ahora en San Carlos de Apoquindo, para seguir soñando con Qatar 2022.

Tags

Lo Último


Te recomendamos