Deportes

Castrilli se pronunció tras el escándalo en San Carlos y sufrió una confusión al culpar a un jugador de Wanderers

El jefe de la Comisión de Árbitros de la ANFP reconoció que hubo un error de parte de Roberto Tobar y su equipo en la expulsión de Fernando Zampedri.

Tras la controvertida jornada que se vivió ayer miércoles en San Carlos de Apoquindo con el arbitraje de Roberto Tobar en el duelo entre Universidad Católica y Santiago Wanderers, en horas de este jueves el jefe de la Comisión de Árbitros de la ANFP, Javier Castrilli, hizo sus descargos al respecto.

El argentino reconoció que hubo un error de parte de Tobar y su equipo arbitral en la expusión de Zampedri. En la misma línea, valoró que haya sido el proio juez el primero en advertir este yerro.

Eso sí, al entregar sus argumentos sobre la situación en la que se produjo la expulsión del goleador cruzado, Castrilli sufrió una confusión al culpar al jugador wanderino Luis García, a quien culpó de desencadenar esta polémica por su simulación.

En realidad, García no tuvo nada que ver en la acción y el responsable fue Víctor Espinoza, el jugador que viste la camiseta número 20 en Santiago Wanderers.

“Los árbitros vieron las imágenes en el vestuario a través de sus teléfonos y se dieron cuenta de que el culpable de todo acá, y hay que decirlo, es el señor Luis García, el número 24 de Wanderers, que con su simulación y sobreactuación hizo caer en su buena fe no sólo a la investidura del árbitro sino que también al asistente”, declaró el jefe de los árbitros en nuestr país.

“Esto hay que hablarlo así, a calzón quitado, y que quede en la opinión pública. Una de las cosas que me llama la atención en todos los partidos, una de las cuestiones más importantes, es la simulación y en esto todos me tienen que dar la razón. Todos los jugadores están simulando. Todos los jugadores están sobreactuando”, añadió.

Además, Castrilli apuntó a que “no solamente estas cuestiones enrarecen el clima de los partidos, sino que veo un nivel de irritabilidad en el que por cualquier roce se genera un tumulto. Las protestas y las simulaciones están a la orden del día”.

También, valoró la actitud de Roberto Tobar y su equipo a raíz de esta situación. “Una simulación generó toda esta polémica, el árbitro y los asistentes lo reconocieron en el vestuario y en el momento hicieron en su informe el reconocimiento de su equivocación, cosa que me parece que también es loable, porque habla de su estatura de hombre de bien”, sostuvo.

“Tal como cualquier simpatizante puede ver esas imágenes y se da cuenta de que Zampedri no hizo nada y que su movimiento lo hace cualquiera al defender la posición y el balón, y que al mínimo contacto el jugador García (Espinoza) se lleva las manos al rostro y se tira al piso. El árbitro venía detrás, vio el banderín del asistente y ambos cayeron en esa simulación producto de un error normal por las limitaciones humanas. La herramienta tecnlógioca no pudo actuar porque el protocolo así lo establece”, completó.

Castrilli y la expulsión de Lanaro

Por otro lado, Javier Castrilli se refirió a la expulsión de Germán Lanaro, quien recibió roja tras impactar con su zapato la zona del abdomen de Ronnie Fernández, tras caer en una disputa de balón.

“Le cometen una falta, hace un giro, un ruedo sobre el césped y en el revoleo de las piernas deja extendida en forma muy peligrosa su pierna derecha e impacta en el vientre, la zona del estómago del jugador adversario y toma contacto”, dijo.

“Ese segundo que el señor Lanaro deja extendida la pierna, está ofreciendo elementos objetivos que no hizo nada para flexionarla y evitar ese contacto con el estómago del adversario, generando un peligro para la integridad física, porque es una zona blanda y peligrosa. En esa jugada le doy la derecha al árbitro”, añadió.

Tags

Lo Último


Te recomendamos