Deportes

La “Castrillización” del arbitraje chileno va tomando cuerpo

Nuevo estilo: puertas abiertas y reconocimiento inmediato del error, pero también defensa corporativa ante las simulaciones.

“Roberto Tobar es, por lejos, el mejor de América. Y está dentro de los tres o cuatro mejores del mundo”. En su presentación como presidente de la Comisión de Árbitros de la Anfp, Javier Castrilli se deshizo en elogios hacia el chileno.

Por eso, dado que la primera gran polémica desde su llegada involucró justamente a su “regalón”, en el triunfo de Universidad Católica por 3-2 sobre Santiago Wanderers, hubo que dar explicaciones. “Siempre vamos a estar de puertas abiertas para las preguntas que correspondan y dilucidar cualquier duda”, agregó el argentino el día de su anuncio oficial, hace exactamente un mes, el 22 de septiembre.

Y así fue en su gestión de crisis inicial. Menos de 24 horas después del controversial partido, tanto el protagonista principal como su jefe salieron a hablar públicamente.

El primero lo hizo en diálogo con radio ADN. Conversó largo y tendido, y reconoció que se equivocó en la segunda tarjeta amarilla a Fernando Zampedri -a instancias de su “linesman”-, pero aclaró que no pudo hacer nada, pues las amonestaciones no son susceptibles de revisión en el VAR.

De hecho, pidió abiertamente que el punto anterior sea modificado a nivel mundial, argumentando que la herramienta se ideó para entregar justicia deportiva y, en estos casos específicos, no se logra. Además, avisó que de ahora en adelante serán implacables con las simulaciones, como la del zaguero “caturro” Víctor Espinoza.

Contra este último cargó la máxima autoridad del arbitraje nacional, en un video difundido desde Quilín. Si bien lo confundió con el volante Luis García, en el fondo, apuntó que es “el culpable de todo, porque con su simulación y sobreactuación, hizo caer en su buena fe al árbitro y su asistente. Esto hay que hablarlo a calzón quitado”.

Sin pelos en la lengua, fiel a su trayectoria, el “Sheriff” busca imponer un nuevo estilo en el referato criollo, reconociendo inmediatamente los errores, incluso, en el mismísimo informe del juez central, donde el cuerpo arbitral consignó su falla tras revisar las imágenes en el vestuario. Eso sí, también habrá defensa corporativa ante los fingimientos de los futbolistas, que siguen siendo capaces de salirse con la suya, pese al videoarbitraje.

Donde no hubo confesión de error fue en el caso de Germán Lanaro. “No hizo nada para evitar el contacto y genera peligro para el rival”, comentó el “Juez de Hierro”, visión que compartió su subalterno en la entrevista radial.

Entonces, ya pensando en el futuro inmediato, hoy habrá sesión extraordinaria del Tribunal de Disciplina, solicitada por Cruzados. Cerca del mediodía, se analizarán las situaciones tanto del defensor como del delantero.

De acuerdo a lo expuesto ayer, todo indica que al “Toro” se le borrará la segunda amonestación, por lo que podría estar en el trascendental duelo del domingo frente a Colo Colo en el Monumental. Su compañero no correría la misma suerte.

Tags

Lo Último


Te recomendamos