Deportes

Tras infartante definición a penales, Universidad Católica es el nuevo campeón de la Supercopa de Chile

Los equipos terminaron empatados los 90 minutos, por lo que el campeón tuvo que definirse a través de los lanzamientos penales.

Este jueves, Universidad Católica venció a Ñublense y se convirtió en el nuevo campeón de la Supercopa de Chile.

Se trató de un partido trabado, sin muchas emociones, y pese a que el encuentro se jugó en el estadio Ester Roa de Concepción -y en un día hábil- una gran cantidad de hinchas llegó al reducto penquista.

La sorpresa para los Cruzados llegó a los 69′ cuando Federico Mateos marcó el 1-0 parcial para los chillanejos.

Sin embargo, la ventaja de los de Chillán, duró pocos minutos, ya que a los 75′, el VAR decreta una mano de Caroca y por ende, penal para la UC, el cual a los 78′, Fernando Zampedri convirtió en el 1-1 transitorio.

Pese a que había una cuota de esperanza para los de San Carlos de Apoquindo, a los 87′ Juan Leiva fue expulsado tras ser amonestado con doble amarilla, dejando a la UC en inferioridad numérica.

Sin embargo, ninguno de los equipos pudo sacarse ventajas en los 90 minutos, por lo que el campeón tuvo que definirse a través de lanzamientos penales.

La tanda de penales comenzó bien para la UC, luego que Sebastián “el zanahoria” Pérez, atajara el penal servido por Federico Mateos.

Sin embargo, Ñublense no bajó los brazos y el portero de Ñublense Nicola Pérez, le tapó el lanzamiento a Diego Buonanotte, manteniendo el 0-0

Posteriormente, Rivera anotó el primero para los chillanejos, al igual que Marcelino Núñez en la UC, manteniendo el empate, esta vez 1-1

Joe Abrigo anotó el 2-1 para Ñublense y luego, Alfonso Parot el 2-2 para los Cruzados, manteniendo la incertidumbre en Concepción.

Luego, Nicolás Guerra aumentó para los Diablos Rojos decretando el 3-2, sin embargo, Ignacio Saavedra empató para los de la Franja, manteniendo la paridad, esta vez 3-3.

Vargas y Zampedri marcaron los respectivos 4-4, aumentando la presión en el Ester Roa, comenzando ahora una definición “mata mata”.

El portero de Ñublense, Nicola Pérez se puso frente al pórtico de la UC, y marcó el 5-4, para posteriormente, Asta-Buruaga decretar el 5-5

Bernardo Cerezo y Valber Huerta marcaron el 6-6 para sus respectivos equipos, sin embargo, el Zanahoria Pérez tapó el disparo de José Navarrete, dejando a Católica a un penal de ser campeón, el cual, finalmente fue marcado por Diego Valencia, marcando el 7-6 final.

Tags

Lo Último


Te recomendamos